La operadora acelera la integración de centros de trabajo

Vodafone llama a su sede a los empleados de Ono

Comunica a los empleados de Ono de Madrid su traslado a Vodafone Plaza

Una trabajadora entrando en la sede de Ono.
Una trabajadora entrando en la sede de Ono. Reuters

Vodafone sigue trabajando en la integración de Ono, cerrada a finales de julio. Dentro de los distintos frentes de trabajo, la operadora está acelerando la integración de las sedes en las distintas ciudades españolas. Así, la empresa que preside Francisco Román ha comunicado a los empleados de Ono de su sede central de Pozuelo que se trasladarán en su totalidad a la sede central del grupo Vodafone Plaza, situado en la Avenida de América.

En principio, según fuentes conocedoras del proceso, la intención es que el traslado se realice antes de que finalice el año. También se mudará a Vodafone Plaza un departamento de soporte técnico de IT, actualmente situado en el centro de Basauri, en la capital de España. En principio, los empleados de Ono deberán adaptarse a las costumbres de trabajo de Vodafone Plaza, como las maneras de utilizar los puestos de trabajo, que en la actual sede de la operadora no son fijos.

Pero, los movimientos de sedes se extienden a otras ciudades. Así, entre esta semana y la que viene se moverán los trabajadores de la nueva compañía en los centros de Sevilla, Santander y Castellón, y a mediados de octubre harán los propio los empleados de Palma de Mallorca y Valladolid. La compañía ha estudiado en cada caso qué sede, bien la de Vodafone bien la de Ono, era la más apropiada para llevar a cabo la integración. Así, por ejemplo, los trabajadores de Vodafone pasarán a las oficinas de Ono en Castellón, Santander, Palma de Mallorca y Valladolid, mientras que en Sevilla, se cerrará el actual centro de Ono para que los trabajadores pasen a las oficinas de Vodafone.

Lo cierto es que la integración se mueve en las distintas áreas. Entre otros movimientos, la empresa está acelerando el uso de la red fija de Ono para el tráfico de datos móviles de los clientes de Vodafone. Una decisión con la que el grupo quiere ahorrar mucho dinero al evitar el uso de las infraestructuras de otras compañías.

De igual forma, Ono ya está aprovechando la red comercial de Vodafone para la venta de dispositivos móviles a sus clientes. La empresa ha defendido que Ono puede aprovecharse del tamaño del nuevo grupo en cuestiones relacionadas a las compras y suministros.

En términos operativos, Vodafone España ya trabaja en las ofertas comerciales conjuntas. La intención del grupo es que lleguen al mercado lo antes posible. En cualquier caso, ya se está moviendo. A principios de septiembre, la empresa anunció la puesta en marcha de una oferta cruzada para los clientes de Vodafone y de Ono, que incluían descuentos de hasta el 30%.

La empresa, en cualquier caso, busca captar lo antes posible, de las mayores sinergias posibles. En el anuncio de la operación, Vodafone indicó que esperaba obtener unas sinergias por costes y capex de 240 millones antes de la integración de costes en el cuarto año del cierre del acuerdo equivalente a un valor neto a presente cercano a 2.000 millones. Además, señaló que tiene un potencial para generar sinergias en los ingresos con un valor neto presente de 1.000 millones.

Matriz de Ono

Una de las cuestiones que tenía pendiente Vodafone tras la compra de Ono era la estructura societaria de la nueva empresa. De momento, dentro de todos estos cambios societarios, la operadora que preside Francisco Román ha aprobado que Grupo Corporativo Ono pase a tener como socio único a Vodafone España. Además, la firma ha reconfigurado los consejos de las distintas filiales de Ono.