El banco incide en la “profunda renovación tecnológica” que va a poner en marcha

Ana Botín impulsará la multicanalidad en Santander

Ana Botín impulsará la multicanalidad en Santander

Las grietas abiertas en el sector financiero hace más de un lustro se van cerrando, aunque las cicatrices perdurarán mientras tengamos memoria. Por fortuna, en el sector vuelve a hablarse de recuperar la rentabilidad, de exceso de liquidez, de la posible apertura de una batalla del crédito para pymes, de competitividad y de cambios en la gestión. Lentamente se va recuperando la normalidad, pese a que esta tardará todavía años en conseguirse y más en instalarse para quedarse.

De momento, la liquidez, una de las graves carencias de los bancos durante años, ya no es un problema. Y si no que se lo pregunten a Mario Draghi y a su plan para reactivar la economía y combatir la deflación a través del programa TLTRO (targeted longer-term refinancing operations). Su primera subasta ha sido decepcionante en opinión de los expertos, que esperan una respuesta más positiva en la segunda subasta del 11 de diciembre. Y es que varios bancos españoles reiteran que aún hay ciertos problemas por resolver en el sector financiero, pero entre ellos no se encuentra el de la liquidez.

El crecimiento de la economía sigue muy débil. Y el paro se mantiene como una gran losa que imposibilita una recuperación sostenida del tejido industrial español. De ahí que la demanda del crédito sea aún muy irregular y no precisamente por falta de liquidez en la banca, explican las propias entidades.

Según un informe de Analistas Financieros Internacionales (AFI), la tendencia del crédito en Europa es diversa. En países como Irlanda u Holanda, se está acelerando la caída de los préstamos; en Portugal o España, el ritmo de su caída se está ralentizando, y en Francia, Alemania o Italia, el crédito se mantiene estable o incluso crece. En España, si bien el crédito a pymes y consumo muestran signos positivos en la nueva concesión de préstamos, en grandes empresas el comportamiento es peor que en ejercicios anteriores. La razón, explica AFI, es el exceso de liquidez del que disponen estas firmas y a la captación de fondos en el mercado mayorista.

Apollo pasa al sector chocolatero. Financiará a Natra con 25 millones para solucionar su crisis

Y cambiando de asunto. Uno de los primeros asuntos que abordará la nueva presidenta de Santander, Ana Patricia Botín, en el banco será el de impulsar la multicanalidad de la entidad. Es una de las asignaturas pendientes de Santander y que tanto el consejero delegado del grupo, Javier Marín, como otros directivos han reconocido en varias reuniones. El banco incide en la “profunda renovación tecnológica” que va a poner en marcha.

Otro de los puntos en los que la nueva presidenta pondrá su sello es en la nueva estrategia del banco, que persigue una mayor especialización, con el foco en los clientes de mayor valor. La eliminación de la burocracia, sobre todo en las oficinas, con una gestión más autónoma de las sucursales, con responsabilidad en los resultados, se mantienen como objetivos, como ha reiterado el banco recientemente. Estos cambios ya fueron anunciados hace algo más de un año, cuando Marín fue nombrado consejero delegado, pero ahora Ana Patricia Botín los hace también suyos. “El banco quiere realizar un proceso de transformación de Santander España”, explican desde los sindicatos.

Varias fuentes aseguran que cuando llegó a dirigir la filial británica de Santander, una de las primeras cosas que hizo fue volver a interiorizar la gestión informática del banco y a traer nuevamente a Reino Unido los call centers de Santander UK que, desde hacia tiempo, se encontraban localizados enla India.

Y cambiando de asunto otra vez. El gigante americano Apollo va a entrar en el sector de fabricación de chocolate y cacao en España. Natra, el primer fabricante español de chocolate y cacao, puede firmar hoy lunes la entrada en su capital del fondo estadounidense Apollo, dueño en España de Evo Banco o de Altamira, la plataforma inmobiliaria de Santander, adquirida por esta firma también el pasado año.

Natra solo está a falta de que Abanca dé el OK para que Apollo inyecte 25 millones de euros en una línea de financiación a la firma. El banco gallego es el único que falta para dar su bendición a esta operación una vez que los otros ocho bancos que tienen un créditos sindicado de 130 millones con Natra hayan llegado a un acuerdo para respaldar esta operación de Apollo.

Deutsche Bank adquirió a Bankia, posiblemente para otro fondo, su crédito de 15 millones.