Dice que la reforma fiscal beneficia más a las rentas bajas

Montoro baja el IRPF después de que “el peligro de naufragio haya pasado”

Defiende que los cambios tributarios generarán más empleo y crecimiento

Rechaza un incremento del IVA, que resultaría “contraproducente"

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer durante su intervención en la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diutados.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ayer durante su intervención en la sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diutados. EFE

“Es un momento especial para mí”, ha asegurado hoy Cristóbal Montoro durante el debate sobre la reforma fiscal en el Congreso. Por primera vez, el ministro de Hacienda lleva al Parlamento un paquete de rebajas fiscales después de tres años de sucesivos incrementos tributarios. Montoro ha defendido que el proyecto del Gobierno supone que todos los contribuyentes pagarán menos impuestos a partir del próximo año, cuando entrará en vigor la primera fase de la reforma fiscal que concluirá en 2016.

El ministro de Hacienda reconoció que la situación económica impidió que el Gobierno cumpliera su compromiso electoral de rebajar los impuestos. “Ahora lo vamos a hacer”. El Gobierno asegura que la reforma fiscal alentará el crecimiento y la creación de empleo neto al incrementar la renta disponible de los contribuyentes. Ello, según Montoro, generará un “círculo virtuoso” que elevará el consumo, la inversión y el empleo.

IRPF

Buena parte del discurso de Montoro se ha centrado en el IRPF, el tributo más relevante del sistema fiscal español. El ministro de Hacienda ha defendido que la rebaja tributaria es más intensa para las rentas bajas. Montoro ha recordado que al inicio de la legislatura el tipo mínimo se incrementó del 24% al 24,75% y, el máximo, del 45% al 52%. Con la reforma fiscal, el gravamen mínimo descenderá en 2016 al 19% y, el superior, regresará al 45%. En 2015, será del 20% y del 47%, respectivamente.

Montoro, consciente de que la oposición denunciará que la reforma fiscal beneficia a las rentas altas, insistió en que la reforma tributaria supondrá que los contribuyentes con sueldos brutos inferiores a 12.000 euros dejen de tributar. Y señaló que la rebaja fiscal es del 20,3% para rentas de 15.000 euros y el porcentaje baja hasta el 1,5% para sueldos de 75.000 euros. Según los cálculos del Ejecutivo, la reforma supondrá un ahorro global de 5.900 millones para los contribuyentes. El ministro de Hacienda no hizo mención a otras medidas, como la supresión de los coeficientes de abatimiento, que encarecerán la factura fiscal para aquellos contribuyentes que vendan un vivienda, especialmente si fue comprada antes de 1994.

Sociedades

La reforma fiscal contempla una rebaja también del impuesto sobre sociedades, cuyo tipo pasará del 30% al 25% en dos años. Montoro ha denunciado que, en la anterior legislatura, grandes grupos empresariales no pagaban prácticamente nada por este impuesto. Y defendió que las medidas adoptadas al inicio de la legislatura, como el límite a la deducción de los gastos financieros, permitió que en 2012 el tipo medio efectivo en el impuesto sobre sociedades ascendiera al 5,3%, porcentaje que en 2013 se situó en el 9%.

Para el ministro de Hacienda, el impuesto sobre sociedades que entrará en vigor el próximo año elevará la competitividad de las empresas y estimulará la capitalización de las sociedades al incentivar la inversión a través de fondos propios frente a la financiación ajena.

IVA

Montoro ha rechazado nuevamente la posibilidad de incrementar los tipos del IVA, como recomienda la Comisión Europea o el FMI. El ministro de Hacienda ha asegurado que adoptar esta medida resultaría contraproducente y ralentizaría la recuperación económica. Según los últimos datos, la recaudación del IVA aumenta a un ritmo del 7%. El incremento, según Montoro, se explica por la mejora de la actividad y también por los “buenos resultados” de la lucha contra el fraude fiscal. El actual Gobierno ya subió del 18% al 21% el tipo general y del 8% al 10% el gravamen reducido.