En relación a la actividad de Banco Pastor entre 2008 y 2010

Arias Mosquera anuncia acciones penales tras archivarse la querella contra él

El que fuera consejero delegado del Banco Pastor Jorge Gost Gijón (i). EFEArchivo
El que fuera consejero delegado del Banco Pastor Jorge Gost Gijón (i). EFE/Archivo EFE

El presidente del Banco Pastor, -entidad integrada en Banco Popular-, José María Arias Mosquera, ha confirmado que emprenderán acciones penales contra el accionista catalán que le denunció tanto a él como al exconsejero de la entidad Jorge Gost por supuesta administración fraudulenta, si la Audiencia de La Coruña ratifica la decisión del Juzgado de Instrucción Número 3 de La Coruña de archivar la querella.

 A preguntas de los periodistas, tras conocer el dictamen de la titular de este juzgado, Arias Mosquera ha asegurado que “ha quedado acreditado” que la denuncia de un pequeño accionista de Barcelona, en relación a la actividad de la entidad en los ejercicios 2008, 2009 y 2010, fue “un montaje”. “Un conjunto de acusaciones falsas”, ha sentenciado.

Por otra parte, ha dicho que “no podía ser de otra manera” y ha defendido que el Banco Pastor era “una institución sólida y saneada”, mientras que ha atribuido a una “decisión puramente estratégica” los acuerdos adoptados en su día en la gestión de la entidad y que motivaron la denuncia.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que la Audiencia Provincial de La Coruña ratificará en el auto y ha apostillado que será entonces cuando ejercitarán “las acciones penales que nos correspondan”, ha precisado.

En su querella, el demandante sostenía que las cuentas “eran falseadas mediante una trama financiera articulada con sociedades de las que el propio Banco Pastor era propietario”, de forma que la entidad habría ocultado en sus balances las pérdidas de empresas inmobiliarias que eran de su propiedad.

En su declaración, Arias Mosquera -imputado por los supuestos delitos derivados de administración fraudulenta, por dos delitos relativos al mercado y al consumidor, uno societario, uno de falsedad en documento mercantil y otro de estafa- sostuvo, según los abogados del denunciante, que actuó “en base a las normativas y recomendaciones del Banco de España”.