En España hay 26,9 líneas de banda ancha por cada 100 habitantes según la CNMC

¿Para qué usas tu conexión a banda ancha? Te diré qué conexión necesitas.

¿Para qué usas tu conexión a banda ancha? Te diré qué conexión necesitas.

Un parque de banda ancha fija compuesto por un total de 12.501.024 líneas, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), y una tasa de variación respecto al año anterior del 5,8% suponen que existe una penetración de la banda ancha en los hogares de 26,9 líneas por cada 100 habitantes. En cambio, las líneas móviles están mucho más extendidas, alcanzando un total de 50.334.420 líneas en España, aunque el crecimiento con respecto al año pasado es menor, solo un 0,9%.

Disponer de un punto de acceso a Internet está siendo cada vez más relevante en los hogares españoles, aun así, España sigue por detrás de países como Suiza que tiene 44,9 líneas por cada 100 habitantes o Países bajos con 40,4 líneas por cada 100 habitantes según los datos aportados por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

Sea como fuere, cada tipo de usuario demandará unas cualidades de la banda ancha distintas ya que los usos varían en función de cada persona. Por ello es necesario tener contratada una tarifa de banda ancha capaz de satisfacer las necesidades concretas y conseguir ahorrar al no tener que pagar por servicios que no se utilizan, del mismo modo que ocurre con la tarifa para el móvil, hay que encontrar aquella que mejor se ajuste.

  • Navegar esporádicamente. Cuando el uso que se le va a dar a Internet es bajo, es decir, para por ejemplo redes sociales, visualizar el correo electrónico, leer la prensa online… la velocidad que se necesita no es muy alta, por lo que una conexión de ADSL de 10Mb o 20Mb puede resultar suficiente.
  • Trabajar desde casa. Hay quien la oficina la tiene en casa, es decir, realiza su labor desde su hogar y depende de esa conexión para poder desarrollar su trabajo. En estos casos se necesita estar seguro de tener conexión a Internet siempre, por lo que contratar una tarifa con una compañía que disponga de un buen servicio de atención al cliente sería lo más interesante. Además aquí también habrá que tener en cuenta la potencia de conexión que requiera el trabajo ya que puede que con una tarifa de 20Mb sea suficiente o incluso que un paquete convergente como por ejemplo el de Movistar Fusión sea lo más indicado ya que incluye también el teléfono fijo y móvil además de la conexión con fibra óptica. Dependerá de las necesidades del trabajo o negocio.
  • Ocio ligado a Internet. Para cuando el ordenador sea una vía de ocio, la velocidad que se necesitará será mayor, como por ejemplo para jugar a videojuegos en línea o ver películas en streaming. Una tarifa con fibra óptica en estos casos será lo mejor, es decir, una mayor velocidad de descarga.
  • Necesitas Wi-Fi. En caso de necesitar una conexión inalámbrica en casa, será necesario asegurarse de que la compañía con la que se contrata la línea de banda ancha incorpora en su oferta el router Wi-Fi una vez que se ejecuta el alta de línea, como por ejemplo hace Vodafone con su tarifa Vodafone Integral o Movistar con cualquiera de sus paquetes Fusión, entre otras compañías.

En cualquier caso, es muy importante verificar que se cuenta con la cobertura suficiente en el hogar ya que la velocidad real que termine llegando al domicilio dependerá de ello. De cara a no llevarse a engaños es necesario comprobar qué nivel de cobertura hay, y para ello las compañías disponen de un servicio con el que comprobarlo ya sea a través de su página web o bien llamando por teléfono.