La operación valdrá 8.252 millones

Endesa acepta el miércoles la venta a Enel de sus activos lationamericanos

El presidente de Endesa, Borja Prado (dcha), junto al consejero delegado y director general de Enel, Fulvio Conti, en la junta de accionistas de la eléctrica española, en Madrid.
El presidente de Endesa, Borja Prado (dcha), junto al consejero delegado y director general de Enel, Fulvio Conti, en la junta de accionistas de la eléctrica española, en Madrid. EFE

El consejo de administración de Endesa aprobará previsiblemente el próximo miércoles la oferta de 8.252 millones de euros lanzada por Enel para la compra de sus activos latinoamericanos. De aceptarse esta oferta, vendrá acompañada de la convocatoria de una junta extraordinaria de accionistas en la que deberá refrendarse la operación.

Fuentes empresariales indicaron a Europa Press que la convocatoria de una junta debe ser anunciada con al menos un mes de antelación, por lo que la fecha tentativa de celebración sería a partir del 18 de octubre.

El pasado jueves, Enel ofreció formalmente a Enel Energy Europe, la sociedad de la que pende su participación del 92% en Endesa, 8.252 millones por los activos latinoamericanos agrupados en la filial chilena Enersis.

La oferta, que a su vez ya ha sido trasladada por Enel Enrgy Europe a Endesa, recoge la prima del 11% que se comprometió a abonar el grupo que dirige Francesco Starace el 31 de julio, el día que se anunció la operación a los mercados.

La operación incluye además desde su diseño inicial el reparto por parte de Endesa de un dividendo extraordinario con lo ingresado con la venta, lo que implicará el reparto de una cifra récord de 7,5 euros por acción.

Este importe es cinco veces superior a los 1,5 euros por acción entregados con cargo a las cuentas del ejercicio 2013.

De este modo, el dividendo extraordinario de Endesa tiene tal envergadura que superará los beneficios obtenidos por la compañía en los últimos cuatro años.

Reparto de un segundo divividendo

Paralelamente, y en aras de hacer más atractiva la estructura financiera de Endesa con vistas a una eventual oferta pública de venta (OPV), --su deuda financiera neta es de sólo 4.550 millones de euros, de las más bajas del sector--, Enel propone a Endesa elevar su endeudamiento repartiendo un segundo dividendo aún no cuantificado, medida que podría servir de acicate a los inversores minoritarios.

A finales de julio, Enel anunció su intención de adquirir los activos latinoamericanos de Endesa como parte de la reorganización del grupo y como paso previo a una eventual salida a Bolsa de un porcentaje de la eléctrica española.

Como parte del proceso, Enel Energy adquirirá la totalidad de las acciones de Endesa Latinoamérica y el 20,3% de las acciones de Enersis que son, en la actualidad, titularidad de Endesa.

A partir de este momento, se iniciará un periodo para que Enel estudie distintas fórmulas para mejorar el valor de Endesa, y es en este punto en el que podría lanzarse una Oferta Pública de Venta (OPV) de parte del capital de la eléctrica española. La decisión se adoptará en el cuarto trimestre del año.