Estos ordenadores se recargarán utilizando tecnología inalámbrica
Edificio Intel

Intel mira al futuro: muestra cómo serán los portátiles sin cables

Los portátiles tienen que evolucionar más si desean continuar siendo una opción en el mercado. Y la compañía que puede conseguir esto es Intel, que en la actualidad es la que mayores avances ofrece en este segmento del mercado. Pues bien, en su evento para desarrolladores ha avanzado lo que se puede esperar en un futuro no muy lejano: ordenadores que no utilizan cables para funcionar.

Evidentemente no nos referimos a los que están en el interior del propio equipo, estos seguirán en su sitio para establecer comunicaciones entre ellos y así que el trabajo transcurra de forma normal. De lo que hablamos es de eliminar, por ejemplo, los necesarios para establecer comunicaciones con periféricos y, también, los de recarga. Suena bien esto, ¿verdad?

Para conseguir esto, algo que no se dará en uno o dos meses, se han presentado en el evento para desarrolladores de Intel (IDF) varias tecnologías que se comenzarán a utilizar en el año 2015, por lo que parece claro que el objetivo es conseguirlo lo antes posible. Un ejemplo de estas es Rezence, que será la encargada de conseguir recargas inalámbricas de los ordenadores portátiles que utilizan componentes de la compañía norteamericana. Con una base de recarga y utilizando resonancia electromagnética, se ha demostrado cómo es posible suministrar energía a la batería de un equipo –y sin necesidad de que esté colocado en una posición determinada-.

Transmisión de datos y conectividad

Pero hay una “joya de la corona” para conseguir el objetico que se ha fijado Intel: Skylake. Esta es una nueva arquitectura (que integrará la tecnología Rezence antes comentada) y en la que están presentes todas las opciones de las que hemos hablado. Se incluyen chips de conectividad para transmitir datos mediante radiofrecuencia (esto es muy complicado de conseguir a corto plazo, ya que se necesita la colaboración de las compañías que fabrican periféricos, como por ejemplo discos duros externos). Pero la base está puesta por parte de Intel y se llama WiGig y promete ser hasta 10 veces más rápida que la WiFi actual (802.11n).

Aparte, se ha presentado una nueva evolución de interfaz denominada WiDi que permite enviar incluso señal de vídeo de forma inalámbrica. En la propia conferencia se ha mostrado como esto es posible con películas con calidad 4K y, todo ello, con un establecimiento de conexión por debajo de los cinco segundos. Es decir, que se puede prescindir de los cables para conectar el portátil a un monitor o televisor sin pérdida de calidad de imagen.

Lo cierto es que para competir con los tablets, los portátiles tienen y deben evolucionar y lo que propone Intel es una excelente opción para estos equipos que, por ahora, son los que mayor productividad ofrecen. La ausencia de cables puede ser crítica para aumentar la comodidad y la conectividad, lo que podría conseguir que se reverdezcan los laureles (al menos en cierta medida) y que el fututo de los ordenadores sea mucho mejor del que ahora mismo parece ser.

Normas
Entra en El País para participar