El sector agrario reclama a la UE reestablecer las ayudas

Rusia se plantea vetar los coches y la ropa occidentales

Rusia se plantea vetar los coches y la ropa occidentales

El ejecutivo liderado por Vladimir Putin baraja como opción limitar la importación de automóviles y productos textiles procedentes de Occidente, en respuesta al segundo paquete de sanciones al país soviético a causa de la crisis en Ucrania.

El asesor del presidente ruso, Andréi Beloúsov, afirmó ayer que “hay toda un serie de productos no agrícolas en los que nuestros socios europeos dependen más de Rusia que nosotros de ellos”, y detalló que se trata de la importación de automóviles –sobre todo de segunda mano– y textiles que el país soviético afirma poder producir.

Belousov señaló que el Kremlin ya tiene preparada una lista de productos que van a ser vetados si entran en vigor las nuevas sanciones europeas. No obstante, el asesor de Putin manifestó su esperanza de que “la razón se imponga”, por lo que Moscú no se vería “obligado a tomar esas medidas de respuesta”.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Alexandr Lukashevich, insistió en que Rusia responderá a las nuevas sanciones de Occidente “con medidas adecuadas, en correspondencia con el daño económico que estas causen”. Lukashevich remarcó que los empresarios de la UE “se pronuncian en contra de estas medidas” y solicitó ayuda a las compañías europeas para “presionar a los políticos miopes que juegan a las sanciones”.

En España, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y los productores agrarios solicitaron a la Comisión Europea la reanudación y el refuerzo de las ayudas de 125 millones de euros suspendidas el miércoles.

Este importe iba destinado a financiar parte de la retirada del mercado y la distribución gratuita de productos hortofrutícolas perecederos afectados por el veto ruso. La principal causa para esta suspensión es que el ejecutivo comunitario duda de los datos que ha recibido por parte de países como Polonia.

García Tejerina aseguró que la Comisión Europea no puede dejar en suspenso las ayudas por más tiempo del “estrictamente necesario”, con el objetivo de aclarar una situación anómala que nunca se había producido. Sin embargo, señaló que el Gobierno está trabajando en su propio “plan de choque” complementario para paliar el veto.

El director general de Fepex, José María Pozancos, manifestó que existe una gran sensibilidad en los mercados ante la crisis comercial con Rusia, que está causando “grandes caídas de precios”.