Blogs por Alexis Ortega

Le robé poquito porque está bien pobre. Historias para despertar (IV)

(Ciclo en homenaje a Narciso Ibáñez Serrador)

“A mí me gusta el dinero, como a ustedes y como a ellos, y como a todos, pero me gusta mucho trabajar. ¿Qué le robé a la presidencia [ayuntamiento]? Sí le robé, sí le robé, poquito porque está bien pobre”

Hilario Ramírez Villanueva ”Layin”.

Candidato independiente a la alcaldía de San Blas en el Estado de Nayarit (México)

Hilario Ramírez Villanueva, también conocido como Layín, ejerció como alcalde de San Blas tras ganar las elecciones en 2008 representando al Partido Acción Nacional (PAN).

Según el diario "El Universal", su gestión al frente del municipio fue cuestionada por la presunta desaparición de 20 millones de pesos (aproximadamente 1,2 millones de euros) pero el asunto nunca se llegó a esclarecer.

A pesar del “escándalo”, aspiraba (ahora como independiente) a la reelección como alcalde de San Blas en las elecciones municipales del pasado 6 de julio en las que se renovaban los cargos de 20 ayuntamientos del Estado de Nayarit.

En su mitin destacó que fue solo una "rasuradita" y que le entregó el dinero a "los pobres compañeros":

“Han dicho que robé mucho dinero. Sí robé, pero poquito, porque no había dinero. Han dicho mis adversarios que me robé 120 o 150 millones de pesos. Ustedes lo saben compañeros, las presidencias están bien pobres, no hay dinero. Ojalá hubieran estado los 150 millones, a ver si no me los llevo, los cabrones; esos mismos los hubiera hecho de pura obra pública.”

Como no podía faltar, durante el mitin celebrado a principios de este año, el político méxicano hizo una invitación (gratis) a su próxima fiesta de cumpleaños.

“El 22 de febrero, están invitados todos mis amigos, y también mis enemigos, de todo el estado, de toda la república, viene la banda El Recodo, para que vayan a disfrutar de una bonita fiesta, porque ustedes saben que su amigo el Layín atiende bien”.

Después de arrasar en medios nacionales con sus declaraciones, Hilario Ramírez Villanueva aseguró que fue una broma “porque soy vacilón”.

Parece ser que su objetivo era para que la gente que lo estaba escuchando se riera, por lo que pidió que “se deje de hacer política sucia” y “se pongan a trabajar” quienes lo están difamando.

Siempre consideró que este suceso no afectaría a su campaña de reelección. Tras sus declaraciones dijo confiado, que la gente que le va a votar pues ya lo conocen en su desempeño. Parece conocer bien a sus ciudadanos.

Hilario Ramírez Villanueva fue reelegido alcalde de San Blas.

El éxito electoral y en las redes le ha dado la oportunidad, si quisiera, de tener una “prometedora” carrera como humorista[1].

Ramírez, conocido también como el “Alcalde Dadivoso”, en su toma de posesión llegó montado en un caballo purasangre por un valor superior a los 250.000 dólares, y regaló dinero a los asistentes.

La sinceridad nunca fue tan cara ni tan parecida a la mentira.

NOTAS:

[1] El chiste no es muy recomendable, pero refuerza, si cabe, la imagen del personaje y el grado de esperpento al que se puede llegar actualmente. No obstante se advierte que puede herir la sensibilidad de algunas personas

Normas
Entra en El País para participar