Lo dejan fuera del pacto de regeneración democrática

Gobierno y PSOE aparcan la elección directa de alcaldes

Una mesa de partidos negociará la reforma electoral de forma separada y paralela al diálogo parlamentario sobre regeneración democrática, según han acordado Gobierno, PP y PSOE, aunque los socialistas supeditan cualquier acuerdo en el Congreso a que no se cambie la ley electoral antes de los comicios de mayo.

El Gobierno y el PP han aceptado el reclamo del PSOE de sacar la reforma electoral de la negociación parlamentaria sobre las medidas de regeneración democrática, que ambas partes han acordado discutir en este periodo de sesiones con el objetivo de alcanzar un gran pacto extensible a los demás grupos parlamentarios.

Populares y socialistas están de acuerdo así en hablar en el Congreso tanto de los dos proyectos de ley que ya se tramitan -sobre el control financiero de los partidos y las obligaciones de los altos cargos- como de otras propuestas como la limitación de aforados, según fuentes de ambos grupos parlamentarios.

Mientras, la reforma electoral sale de esta discusión para que sea abordada desde los partidos. Fuentes de la dirección nacional del Partido Popular han asegurado que en los próximos días iniciarán los contactos con las demás fuerzas políticas para abrir esta discusión. En dicha mesa, recuerdan desde el grupo popular, se podrán discutir los planteamientos de todos los partidos y no sólo la conocida propuesta del PP para que sea alcalde el candidato más votado.

No obstante, el PSOE ya ha dejado claro que sólo acudirá a esa convocatoria para decirle al PP que no piensa negociar ninguna reforma electoral antes de la celebración de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015. Fuentes socialistas han insistido en que además, si el PP “se empeña” en seguir adelante con la reforma electoral para propiciar la elección directa de alcaldes antes de la próxima cita con las urnas pondrán en cuestión su apoyo al pacto de regeneración democrática.

A estas conclusiones han llegado unos y otros tras el primer encuentro entre el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y el portavoz popular en el Congreso, Alfonso Alonso, con el nuevo portavoz socialista, Antonio Hernando. Ha sido un almuerzo de trabajo en el Palacio de la Moncloa que ha durado dos horas y al que también han asistido el secretario general del grupo popular, José Antonio Bermúdez de Castro, y el diputado socialista José Enrique Serrano.

Ayllón continuará la semana que viene, con el resto de portavoces parlamentarios, la ronda que ha abierto con el PSOE en este encuentro en el que según han insistido ambas partes se ha mostrado voluntad y disposición para el acuerdo.

Si se alcanza el pacto en regeneración democrática quedaría plasmado en las dos leyes en tramitación así como en una proposición de ley conjunta de los grupos parlamentarios que incluyera las medidas adicionales acordadas, como por ejemplo la limitación de los aforamientos.

El encuentro de hoy, diferencias aparte, supone la reanudación del diálogo entre populares y socialistas, que había quedado aparcada durante los meses en los que el PSOE ha vivido sus primarias y la elección de la nueva dirección con el secretario general, Pedro Sánchez, al frente. Un diálogo al que se han comprometido en sus declaraciones públicas de esta mañana tanto Antonio Hernando como Alfonso Alonso.

El nuevo portavoz socialista ha asegurado esta disposición, aunque ha matizado que “cada uno entiende por regeneración democrática una cosa”, mientras que el del grupo popular ha confiado en que con este primer encuentro se abra una “nueva etapa” de diálogo que permita acuerdos entre el PP y el PSOE.