Sigue los pasos de Santander, que ya ha constituido AgroSantander

CaixaBank apuesta por el sector rural con la creación de AgroBank

Fachada de una oficina de La Caixa
Fachada de una oficina de La Caixa

El sector agrario parece que se ha convertido en los últimos meses en otro foco de competencia para la gran banca española tras el hueco que han dejado en estas zonas las cajas de ahorros. El primero en poner en marcha una marca y plan específico para su actividad en las zonas rurales hace algo más de un año fue Santander, que creo AgroSantander. Ayer fue CaixaBank la entidad que ha decidido lanzar en toda España la marca AgroBank para reforzar su crecimiento en el sector agrario con intención de liderar este segmento de negocio.

AgroBank contará con 386 oficinas especializadas en el sector agrario. Santander, sin embargo, ha optado más por la vía de los agentes, con más de 2.300 puntos de venta.

El director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, presentó ayer en Sevilla la nueva marca comercial del banco para el sector rural, que arranca con una línea de financiación de 2.600 millones de euros que pone la entidad a disposición del sector agrario. Alcaraz explicó que AgroBank se trata de una apuesta por un sector estratégico de la economía española, con cerca de 30.000 empresas, casi un millón de explotaciones agrarias y con más de 1,2 millones de empleos.

El volumen de negocio de CaixaBank en el sector agrario es de 14.338 millones. Cuenta con 330.000 clientes y una cuota de penetración del 28%. En Andalucía, donde el peso del sector agrario es muy elevado, cuenta con un volumen de negocio agrario de unos 4.000 millones y más de 172.000 clientes. El directivo desveló ayer que Barclays España, filial adquirida hace dos semanas por la firma catalana, cuenta con un segmento agrario potente que es muy interesante para el Grupo La Caixa. Barclays posee un volumen de negocio en Andalucía de 4.150 millones, lo que supone un 15% del total de la entidad en España y cuenta con 87.000 clientes. El banco de origen británico opera en Andalucía con 33 oficinas.

Para el año 2015, CaixaBank se ha fijado como objetivo conseguir un cuota del mercado del 25% al 30% en el país en tramitación de ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC), que actualmente está muy descompensada por territorios, y haber concedido 1.000 millones de euros de la línea de financiación de 2.600 millones abierta por la entidad. Alcaraz destacó que con esta iniciativa da respuesta a las necesidad de “inclusión financiera” de pequeñas localidades donde la única entidad que queda es CaixaBank.

Hasta el momento, las cajas rurales son las principales entidades en las zonas rurales una vez desaparecidas las cajas de ahorro.