Van Rompuy liga la negociación al futuro de Crimea

La UE levantará las sanciones a Rusia si el alto el fuego en Ucrania perdura

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dijo este domingo que la UE estaría dispuesta a levantar las sanciones que ha impuesto a Rusia si el alto el fuego entre las tropas ucranianas y los separatista prorrusos se cumple de manera duradera y las partes inician realmente negociaciones de paz.

“Nos dimos cuenta de que Rusia solo accede a negociaciones serias con dificultades”, señaló Van Rompuy en una entrevista en la cadena de televisión flamenca VRT recogida por la Agencia Belga.

De acuerdo con el presidente del Consejo Europeo, la economía de Rusia, acusada por el Gobierno de Kiev y los países occidentales de apoyar militarmente a los separatistas prorrusos en Ucrania, ya sufre fuertemente los efectos de las sanciones internacionales, al “estar en recesión”.

El objetivo de la UE es dejar claro que “la voluntad de los ucranianos debe ser respetada”, dijo Van Rompuy, quien dejará el 1 de diciembre su cargo en manos del primer ministro polaco, Donald Tusk, recientemente elegido por los países miembros para suceder al político belga.

De acuerdo con Van Rompuy, el futuro de la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia en marzo, también “debe ser objeto de las negociaciones”, dado que Occidente no reconocerá su integración en Rusia.

“Para nosotros, Ucrania es única e indivisible”, afirmó el líder comunitario. Los embajadores de la UE acordaron el viernes endurecer las sanciones económicas contra Rusia en los mercados de capitales, defensa o tecnología y ampliar las restricciones de viaje y la congelación de bienes a otros 24 dirigentes y oligarcas rusos, de Crimea y de Donbass, la zona industrial en el este de Ucrania donde se concentran los prorrusos.

El texto del acuerdo, que en principio será aprobado este lunes, supone extender la restricción de acceso a financiación en los mercados de capitales de los grandes bancos estatales a consorcios rusos de defensa y energía controlados en un 51% por el Estado o cuyos ingresos proceden al menos en un 50 % de la venta de crudo o productos petroleros, según otras fuentes.

También pactaron acortar de 90 a 30 días el vencimiento de los instrumentos financieros que podrían comprar y vender para financiarse, prohibir los préstamos sindicados para los bancos estatales rusos, las empresas energéticas y las de defensa.