González coloca a su responsable de Barcelona como director comercial de la adquirida

BBVA apuntala Catalunya Banc a la espera de que Bruselas valide su compra

Sede Catalunya Banc, en Barcelona.
Sede Catalunya Banc, en Barcelona. REUTERS

BBVA está preocupado por el deterioro que puede sufrir Catalunya Banc en los cerca de tres meses que se pueden demorar las autorizaciones de Bruselas que harán efectiva su reciente compra y privatización.

Para evitar este interín de indefinición, la entidad que preside Francisco González ha decidido reforzar la dirección de su última adquisición, que continúa operando bajo la presidencia ejecutiva de José Carlos Pla, para tratar de mantener saludable el negocio y evitar posibles pérdidas de clientes hasta que se produzca la integración.

El fichaje, anunciado esta misma semana, del hasta ahora director comercial de Catalunya Banc, David Griera, por parte de CaixaBank, ha acelerado el proceso y ha llevado a implicar directamente a personal de BBVA, por primera vez.

Como consecuencia, Catalunya Banca ha informado este jueves del nombramiento de Carles Penas, que hasta hora ejercía de director de zona de BBVA en Barcelona, como nuevo director comercial de la entidad.

Penas, licenciado y master en ciencias económicas y empresariales por Esade, será responsable de la red de oficinas así como de las áreas de banca a distancia y marketing. La dirección de empresas, corporativa e institucional, con especial atención en pymes y banca corporativa, será asumida por Lluis Chamorro, hombre de la propia Catalunya Banc con experiencia en estas áreas.

En paralelo, será nuevo miembro del comité de dirección y responsable de recursos humanos Jordi Cervera, hasta ahora director de recursos humanos de la dirección territorial de Levante de BBVA, que será el encargado de ir abonando el proceso de integración de empleados y oficinas.

BBVA adquirió Catalunya Banc al FROB el pasado mes de julio por 1.130 millones, lo que incluye el traspaso de 5.361 trabajadores y de 758 sucursales, 715 de las cuales se concentran en Cataluña. La transacción, sin embargo, no se hará efectiva probablemente hasta el primer trimestre de 2015, cuando la Unión Europea apruebe las condiciones de venta de la entidad rescatada.

Desde la entidad catalana exponen que estos cambios responden a una estrategia de adaptación de la entidad a su nuevo estatus, tras la reestructuración abordada, así como a la nueva situación de mercado generada por la recuperación económica y los brotes verdes que comienzan a detectarse en la concesión de crédito.

Resto del organigrama

El nuevo Comité de Dirección contará también con Cristina Langarika, licenciada en Psicología Industrial y directora de Comunicación, Imagen Corporativa y Publicidad, con una dilatada trayectoria profesional en la dirección de comunicación de diferentes empresas, y Joan Ràfols, magistrado en excedencia con más de 20 años de experiencia en diferentes entidades financieras, en la Dirección de los Servicios Jurídicos de la entidad.

Carme Sesé, Josep Maria Panicello, Miquel Perdiguer y Josep Reyner son ratificados en sus respectivas Direcciones de Riesgos, Financiera, Medios, y Control y Gestión Global de Riesgo en el Comité de Dirección, bajo la presidencia ejecutiva de José Carlos Pla.

Catalunya Banc ganó 103,5 millones entre enero y junio, lo que supone un descenso del 43% frente al mismo periodo del año anterior cuando el grueso de los beneficios, sin embargo, estuvieron apoyados por las fuertes plusvalías que generó en canje de preferentes y deuda subordinada.