Empresas de pequeña capitalización

Los seis pequeños valores con más esencia del parqué

Los seis pequeños valores con más esencia del parqué
EFE

Aunque sufren más que los grandes en momentos de turbulencias bursátiles, también suelen ir un paso por delante del ciclo y se benefician de la recuperación económica antes de que esta llegue.

Se trata de los small caps, las pequeñas esencias de la Bolsa. "En los últimos tiempos parece que se ha despertado un interés por compañías más pequeñas, y uno de los motivos podría estar en las advertencias de sobrevaloración que han pesado sobre algunos de los valores de gran capitalización de nuestro mercado", asegura Victoria Torre, jefa de producto y análisis de Self Bank.

La experta añade que, dentro del universo de los pequeños valores, hay compañías que "nadie está mirando y que se convierten en joyas de las inversiones y en negocios estupendamente gestionados y con un futuro prometedor".

En este sentido, y pese al escándalo Gowex, los expertos creen que no hay que dejar pasar la oportunidad de mirar también al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) donde hay compañías con negocios únicos, como Carbures. Basándose en estos criterios, los analistas hacen una selección de valores del continuo que lo pueden hacer bien en los próximos meses. 


1. Almirall

Desde que salió a Bolsa en 2007, la farmacéutica ha dado un giro de 180 grados ya que, tal y como recuerda Victoria Torre, de Self Bank, la compañía de origen catalán ha pasado de ser un "distribuidor de medicamentos local a una marca farmacéutica global, lo que podría impulsar de forma significativa sus resultados".

Las acciones de Almirall, que caen un 2,3% en el año, ofrecen un potencial de más del 20%, según el consenso de analistas de Bloomberg. "En las últimas sesiones ha superado los 12,02 y si rompe los 12,55 euros, confirmaría el fin de la corrección", asegura David Galán, de Bolsa General.

Hace escasas semanas, la compañía anunció un acuerdo con la británica AstraZeneca para transferirle los derechos de su negocio respiratorio por un importe que puede alcanzar los 2.095 millones de dólares (unos 1.562 millones de euros). Según la compañía, el valor inicial de la operación se sitúa en 875 millones de dólares (unos 652 millones de euros) pagaderos al cierre del acuerdo, pero a este importe hay que sumarle pagos futuros que pueden llegar a 1.220 millones de dólares (unos 910 millones de euros) vinculados a hitos de desarrollo, lanzamientos de nuevos productos y ventas.


2. Tubacex

Ser una de las estrellas del mercado continuo en lo que llevamos de año gracias a su revalorización del 36% no resta atractivo a un valor que está en las carteras de muchos gestores. Y es que, tal y como explica David Galán, de Bolsa General, "forma parte del grupo de entre 20 y 25 valores del mercado que cuenta con una liquidez aceptable y además tiene buen aspecto técnico".

Pese a estar cerca ya del precio objetivo medio de Bloomberg, el 54% de los analistas aconseja comprar y el 18% cree que hay que mantener en cartera. El fabricante de tubos de acero inoxidable sin soldadura compensa, según los expertos, esta fuerte dependencia de su único producto con una cartera de clientes ampliamente diversificada y una gran capacidad de distribución a nivel mundial, como lo evidencia el dato de que más del 90% de los ingresos proceden de la exportación.

Los resultados del segundo trimestre sorprendieron al alza. Gemma Hurtado, cogestora de Mirabaud Equities Spain, asegura que "la tendencia en la mejora de márgenes vista ya en el trimestre anterior continuó gracias al mayor peso en sus ventas de tubos de mayor valor añadido".


3. Vidrala

El cuarto fabricante de vidrio para embalaje de Europa supone una inversión más a largo plazo, con una rentabilidad por dividendo atractiva para el accionista del 2% y controlado por una clan familiar que lleva generaciones dedicado a la fabricación de vidrio, la familia vasca de origen belga Delclaux. El auge de Vidrala llegó gracias a que se convirtió en el suministrador de vidrio para los vinos de La Rioja, dando el salto también a Burdeos.

"Hoy es una compañía que tiene seis plantas en cuatro países, con una cuota de mercado del 7%. España supone el 50% de las ventas" recuerda Beka Finance. La firma de análisis apuesta por el valor, al que da un precio objetivo de 42 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 20%. Xavier Cebrián, de GVC Gaesco Gestión, destaca entre sus bondades que es una compañía bien gestionada con una visión a largo plazo y atractiva rentabilidad por dividendo (pay-out del 35%).

Los analistas no descartan que Vidrala participe en algún movimiento corporativo derivado del proceso de concentración que se está produciendo en Europa con el gigante del sector, la francesa Saint-Gobain, a la cabeza.


4. CIE Automotive

La recuperación económica en Europa debería tener un reflejo indirecto en los resultados empresariales de CIE, teniendo en cuenta que la cifra de venta de automóviles crecerá y con ella las ventas de piezas para la fabricación de vehículos. Y ahí es donde entra CIE Automotive. Acumula una rentabilidad de más del 30% desde enero y, aun así, su potencial es del 18%, con cerca de un 90% de consejos de compra.

"La compañía acaba de reiterar sus previsiones para el año y en el primer semestre ha elevado su beneficio neto un 20,4%, hasta los 39,5 millones, gracias a la buena evolución de sus márgenes y al incremento de la producción de equipos en Europa y en Nafta", explica Torre, de Self Bank. Hurtado, de Mirabaud, recuerda que en India la compañía está proyectando un crecimiento en ventas del 3% para 2014, pero se espera que el país triplique sus ventas de coches en los próximos años. Es el otro gran motor de crecimiento de CIE.


5. Prosegur
 

Es una de las opciones elegidas por los expertos dentro del universo de valores fuera del selectivo Ibex en buen momento para comprar. "Es uno de los valores de liquidez media que más ha crecido en la última década", explica David Galán, de Bolsa General. Las importantes subidas registradas en los últimos meses han colocado a las acciones de Prosegur por encima del precio objetivo medio dejando escaso potencial. Sin embargo, entra en las recomendaciones de los expertos: el 33% cree que es momento de comprar. Gemma Hurtado, de Mirabaud, destaca que la compañía de servicios tiene un modelo de negocio atractivo como líder, sobre todo teniendo en cuenta su exitoso y largo historial de compras. Además, tiene una rentabilidad por dividendo del 2%.


6. Miquel y Costas

La empresa catalana es otra de estas pequeñas compañías con negocios consolidados, claro nicho de mercado y atractiva rentabilidad por dividendo recomendables para inversores de largo plazo, que gustan al gestor de GVC Gaesco, Xavier Cebrián. El experto destaca la especialización de la compañía en la fabricación de papel de valor añadido. "Fabrican papel para bolsas de té, papel de seda en el que van envueltas algunas camisas e incluso un papel especial que llevan dentro las baterías de coche", añade. Sin embargo, por lo que son más conocidos en el sector es porque desde sus orígenes se han dedicado a la fabricación de papeles finos y de bajo gramaje, principalmente en su especialidad de papeles para cigarrillos", dice.

Aunque la compañía cae un 8% en lo que llevamos de ejercicio año, los expertos que forman el consenso de Bloomberg confían en que la cotización de Miquel y Costas evolucione en línea con la mejora de sus resultados empresariales.

Las acciones del grupo catalán ofrecen un potencial de revalorización del 28% respecto a precios actuales de cotización. 

Los expertos no aconsejan inmobiliarias

V. G.

En el amplio universo que abarca a los valores de mediana y pequeña capitalización, no solo hay compañías muy recomendables que ofrecen importantes potenciales de revalorización basados en negocios especializados en nichos de mercado, situación de deuda saneada y buenas remuneraciones al accionista.

Los expertos llaman la atención sobre determinados valores a los que es mejor no mirar teniendo en cuenta la trayectoria empresarial y su historial en Bolsa.

David Galán, de Bolsa General, recuerda que "existen numerosos chicharros, empresas de baja liquidez, que de vez en cuando sí tienen volumen, pero donde los movimientos son muy violentos, produciéndose subidas y caídas de entre el 10% y el 20% en una sola sesión, lo que hace imposible una óptima gestión del riesgo".

En este grupo, los expertos incluyen a muchas inmobiliarias pequeñas, algunas de ellas incluso están en concurso de acreedores. En este colectivo, Galán llama la atención sobre Quabit. La compañía, con una capitalización bursátil de alrededor de 100 millones de euros y una caída del 32% en el año en Bolsa, ha estado al borde del concurso de acreedores y es uno de los valores que es mejor no tener en cartera.

Solaria sería otro de los chicharros de los que es mejor huir. Salió a Bolsa en 2007 y en apenas tres meses se revalorizó más de un 150%. Sin embargo, desde entonces está en caída libre, su acción no vale ni un euro. Hace varios meses, la firma de análisis Beka Finance dejó de seguir al valor ante la falta de información que obtenía por parte de la compañía. Este grupo lo completa la compañía de telecomunicaciones Ezentis, que sufre una caída del 46% desde enero.