Presidente de la Fundación UnLtd

Clifford Prior: “Un buen emprendedor social mejora un mal negocio”

"La ciudadanía no apoyará al que inicia un negocio si este no ayuda a la sociedad”

Clifford Prior: “Un buen emprendedor social mejora un mal negocio”

La Fundación UnLtd asesora y financia a emprendedores sociales en ocho países y próximamente lo hará en otros ocho. El nombre de la organización (del inglés unlimited, ilimitado) hace referencia a la pasión sin límites de estos creadores de negocios, según su web en España. Su presidente, Clifford Prior (Londres, 1957), cuenta con una amplia experiencia en proyectos de apoyo a emprendedores que quieren ayudar a sus comunidades. Dirige la misión del G8 dedicada a promover la inversión con impacto social. Entró en UnLtd desde Rethink (repensar, en inglés), organización dedicada a apoyar a personas con problemas mentales en Reino Unido.

 

Pregunta. UnLtd tiene su origen en Reino Unido, pero exportan su modelo de apoyo al emprendedor social a otros países. ¿Cómo lo hacen?

Respuesta. Tuvimos la suerte de empezar con una generosa dotación económica procedente de la lotería nacional. De este modo, podemos trabajar con más de 100.000 proyectos en todo el mundo. Cuando vamos a otro país lo hacemos colaborando con alguna organización local, para que desarrolle su propio modelo, de modo que intentamos no controlar su método de trabajo. Lo importante es que seamos para ellos un referente de innovación en emprendimiento social. Estamos en países como China y Malaisia. Pronto estaremos en Singapur, Indonesia y Taiwan. En cada uno de ellos aprendemos algo nuevo.

P. ¿Cómo financian los proyectos que respaldan en Reino Unido?

“UnLtd España puedeayudarnosa conectar con el mundo hispanohablante”

R. Trabajamos en tres etapas. La primera implica poner en práctica una idea de negocio y saber si puede funcionar o va a fallar. Después se presiona a los candidatos para que se impliquen al máximo y den lo mejor de sí mismos. La tercera implica que el emprendedor se rodee de un equipo de trabajo y trabaje con él. A cada paso el número de proyectos se reduce, y somos muy estrictos en esta selección. En la primera fase los financiamos con 3.000 euros; en la segunda, con 8.000, y al final aportamos un préstamo de 30.000. Es un modelo tremendamente efectivo.

P. Han apoyado la creación de UnLtd España. ¿Cómo se puso en marcha esta delegación?

R. En España, necesitábamos el tipo de equipo que podría poner en marcha una start-up. Creativo, capaz de asumir riesgos. Lo encontramos y decidimos compartir nuestro conocimiento con él, para que desarrollara nuestra labor aquí.

P. ¿Jugó la crisis en España algún papel en la decisión?

R. Influenciará la manera cómo desarrollar el programa, pero no influenció nuestra elección. Surgió la oportunidad de colaborar con un grupo de emprendedores sociales en España, pero no es nuestro trabajo decidir si nuestra fundación debe estar presente en un país o no. Claramente, el paro es un problema muy grande y afectará al tipo de proyectos que se vayan a impulsar aquí. Le pongo el ejemplo de Alemania: este país cuenta con unos servicios públicos muy buenos, pero a la larga tendrán problemas para sostenerse. Esto será una oportunidad para el emprendimiento social. Por otra parte, estoy convencido de que UnLtd España puede ayudarnos a conectar con el mundo hispanohablante.

P. ¿Hacia América Latina?

R. Absolutamente. Si estás en los países anglófonos, los hispanohablantes y sumas aquellos donde se habla chino, puedes llegar al 90% de la población mundial de una manera u otra. Además, América Latina necesita nuestra ayuda tanto como España.

P. ¿Qué efecto podrían tener estos proyectos en España?

R. En Reino Unido también tenemos una elevada tasa de desempleo juvenil, que ronda el 25%. Pese a esto, hay un crecimiento gigantesco de las start-ups creativas, por ejemplo, en proyectos de internet. Son empresas de entre dos y tres personas, así que cuando se presenta un proyecto grande trabajan juntas. En Reino Unido se crearon 350.000 nuevas compañías el año pasado. Las grandes organizaciones no contratan a gente joven, así que ellos tienen que empezar algo nuevo. Los jóvenes quieren ser emprendedores sociales, ellos marcan la tendencia. Esto podría pasar en España.

P. ¿Cómo se van a financiar?

R. JP Morgan ha avanzado que aportará financiación y le estamos muy agradecidos por ello. Lo ha hecho con el objetivo de animar a otras compañías y fundaciones a incorporarse. El resto de los fondos van a proceder sobre todo de organizaciones filantrópicas.

P. ¿Qué cualidades debe poseer un emprendedor social?

R. Hemos investigado muchísimo en si lo que importa más es el proyecto o la persona. Se trata de lo segundo, porque un buen emprendedor social mejora un mal negocio, hace que un mal plan de empresa se pueda mejorar. No cede ante la adversidad, tiene ideas nuevas y las pone en práctica. A veces es muy duro y desearía no haber empezado su empresa. ¿Por qué no lo abandona? Porque tiene la motivación necesaria. Y en ciertos casos es muy personal. Recuerdo a un antiguo ejecutivo de IBM que diseñó formas de entretenimiento para chicos con discapacidad. Sus hijos también lo eran.

P. ¿Cómo se mide el beneficio que aportan las start-ups a la sociedad?

R. Hay que tener claro que la ciudadanía no apoyará al emprendedor si este no ayuda a la sociedad. Por otra parte, si es muy estricto a la hora de medir el impacto de su labor en la comunidad, los proyectos no despegarán. Así que una de las cosas que decimos es que quien lleve a cabo una idea de negocio intente identificar aquello que es más importante entre todo lo que hacen. En nuestra organización nos centramos en seis métricas. Una es la capacidad de liderazgo del emprendedor. Otras son el beneficio económico que pueden generar los puestos de trabajo creados; el impacto social, la ambición de su idea de negocio…