Optimal Alternative Investment cuenta con dos fondos

Renovarse o morir para la gestora de fondos de Santander dañada por Madoff

El presidente de Santander, Emilio Botín.
El presidente de Santander, Emilio Botín.

La gestora creada en septiembre de 2006 por Santander para administrar hedge funds cuando acababan de haber sido regulados en España, Optimal Alternative Investment, se encuentra en una encrucijada: renovarse o morir. La gestora está prácticamente en el limbo operativo desde que uno de sus fondos, el Optimal Strategic US Equity, fue salpicado por el fraude cometido por Bernard Madoff que se destapó a finales de 2008.

El patrimonio afectado ascendía a 2.330 millones de euros. Santander, en todo caso, compensó a los inversores particulares con dinero afectado con participaciones preferentes por 1.380 millones de euros a un plazo de 10 años y con un rendimiento anual del 2%.

Sin embargo, el daño a la industria de hedge funds y a los productos comercializados por Optimal Alternative Investment fue inmediato.

Poco después de conocerse el escándalo, considerado el mayor fraude piramidal de la historia con un total de unos 50.000 millones de dólares afectados (al cambio actual, unos 37.000 millones de euros), los reembolsos masivos de los partícipes obligaron a Santander a decretar el cierre de la mayor parte de los fondos de la sociedad.

Ahora, la gestora especializada en hedge funds solo cuenta con dos fondos operativos –el Optimal Global Strategy y el Optimal Arbitraje Plus–, después de que en 2012 liquidara el Global Equities y el Selection Holdings. El patrimonio de los dos productos supervivientes a cierre del año pasado ascendía en conjunto a 19,8 millones de euros y Santander era su único partícipe. Más de seis años y medio después del escándalo, Santander explica en el informe anual de Optimal Alternative Investment correspondiente a 2013 que se dispone a tomar una decisión sobre el futuro de la gestora: “Es intención de los administradores tomar las medidas oportunas para relanzar los fondos gestionados en el nuevo entorno o bien proceder a su liquidación”.

Una portavoz de la entidad financiera ha confirmado que a día de hoy todavía no se ha tomado una decisión.

Ni actividad ni plantilla desde que estalló  el fraude

La gestora de hedge funds de Santander no tiene apenas actividad desde mayo de 2009, unos meses después de que se conociera que las inversiones de Bernard Madoff que supuestamente le habían permitido ganar dinero de manera infalible durante 20 ejercicios eran una patraña.

Optimal Alternative Investment asegura que los fondos gestionados “no requieren una gestión activa, al haber sido solicitada la práctica totalidad de los reembolsos de las inversiones mantenidas en sus carteras [...]”. Así, Santander recolocó a todos los empleados a otras sociedades del grupo, en las que se llevan las labores administraciones de la sociedad. El año pasado, sin embargo, la gestora registró un beneficio de 297.422 euros, gracias principalmente a las comisiones, pagadas a su vez por las sociedades del propio Santander.