El beneficio de la antigua NCG fue de 314 millones

Abanca gana siete veces más a junio pese al impacto de eliminar las cláusulas suelo

Abanca gana siete veces más a junio pese al impacto de eliminar las cláusulas suelo

La antigua Novagalicia ha culminado los seis primeros meses del año con un beneficio de 314 millones de euros frente a los 47 millones que obtuvo en el primer semestre de 2013, antes de su adjudicación al grupo venezolano Banesco, que ha rebautizado la entidad como Abanca.

Doce meses en los que la entidad ha acusado la retirada de las cláusulas suelo de su cartera hipotecaria, reduciendo un 20,6% su margen de intereses hasta los 285 millones de euros y en los que los ingresos netos por comisiones caen un 19,3% hasta los 69 millones ante “la reducción de negocio” y la estrategia comercial de eliminar las comisiones a los clientes más vinculados.

Este menoscabo en los ingresos de hecho, reduce el beneficio recurrente, el que excluye los ingresos extraordinarios, a solo 134 millones antes de impuestos. La fotografía cambia, sin embargo, al tener en cuenta estas operaciones adicionales.

Cabe citar las provisiones liberadas por la reducción de créditos dudosos, con un impacto positivo de 56 millones; los 394 millones cosechados en operaciones financieras, centradas en la venta de su carga de deuda soberana; la venta de EVO a Apollo, que se materializó en febrero o la reducción del 35% en gastos de personal tras el último ERE.

En el semestre, Abanca elevó un 11% la captación de depósitos en lo que considera una señal de la recuperación de la confianza de la clientela.