El próximo objetivo de Neon Boots es consolidarse como marca ‘premium’ y conquistar mercados

Las pisadas más fluorescentes

Su historia está llena de neones y seguro que daría para un guión de cine, aunque empiece por los pies y trate de cómo se ponen las botas... las de Neon Boots

La Classic es la estrella de Neon Boots, con ella se dio a conocer y de ella hay muchas combinaciones; se pueden personalizar y están disponibles para hombre y mujer.
La Classic es la estrella de Neon Boots, con ella se dio a conocer y de ella hay muchas combinaciones; se pueden personalizar y están disponibles para hombre y mujer.

Apenas llevan dos años en el mercado, pero su éxito lo cuentan a pares, los de las 10.000 botas que ya han vendido y que se calzan las celebrities de medio mundo con la etiqueta Neon Boots made in Spain.

La historia de la firma madrileña está basada en un clásico británico, la bota Chelsea, reinventada y fluorescente. Con casi dos siglos de antigüedad, las anodinas Chelsea, los primeros botines con refuerzos elásticos para montar a caballo, han abandonado las cuadras reales y de la alta sociedad de la época victoriana para pasearse a todo color por las principales avenidas de la moda.

Entre medias, el look dandy de los Beatles las volvió a poner de moda; fueron parte de la estética Mod e imprescindibles en los atuendos de estrellas de culto como Jimmy Hendrix o The Who, y hasta sedujeron a los malos de blanco de la Guerra de las Galaxias, los Stormtroopers, que morían con ellas puestas. El resumen lo hace Federico Oria, fundador y socio de Neon Boots.

La marca cuenta con más de 120 combinaciones de modelos diferentes

En su filosofía empresarial, tradición e innovación se dan la mano, la artesanía y la tecnología se funden y se juntan el hambre con las ganas de comer... Comerse el mundo con unas botas de colores, mucha fe e ilusión y una inversión inicial de apenas 10.000 euros.

La otra cara de la firma es Iván Rodríguez. Ambos jóvenes, 42 y 34 años, respectivamente, sobradamente preparados, cada uno en lo suyo –diseño y compras, Oria, y tecnología y ventas online, Rodríguez–. Los dos se complementan y son emprendedores. Se conocieron en una conferencia impartida por el segundo y el flechazo, como en la película Cuando Harry encontró a Sally, fue mutuo, aunque en este caso el arrebato fue profesional.

Oria ha mamado el mundo del retail “desde pequeñito, cuando mi madre me llevaba a las ferias; he vivido muy de cerca el mostrador y la venta directa”. Su familia fue la propietaria de las tiendas multiproducto Musgo y él montó la cadena multimarca Papaya en el año 2000. “Una aventura personal, con identidad propia, que yo deseaba y necesitaba correr”, aunque a Oria lo que le apasiona es el diseño y las compras, y a ello se aplicó. “Estudié, me formé y durante cuatro años estuve viajando mucho, y eso me ha posibilitado tener una visión muy global del mercado”.

El 'animal print', o estampado de leopardo, cebra u otros en múltiples combinaciones, pisa fuerte este año.
El 'animal print', o estampado de leopardo, cebra u otros en múltiples combinaciones, pisa fuerte este año.

Tanto, que su inquietud le llevó a explorar nuevos negocios relacionados con la venta online y las nuevas tecnologías. Y es ahí donde su camino se cruza con el de Rodríguez durante una charla profesional para Acotex, la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos. Era febrero de 2012.

Después de ese primer encuentro, ambos deciden poner en marcha un miniproyecto para testar el mercado con un solo producto y una producción muy pequeña: 200 pares de botas con todo el acento en la calidad y el color.

En paralelo, la estrategia empresarial se sustenta en una importante plataforma de fuerza de ventas online y una visión multicanal muy clara, que se encarga de desarrollar Iván Rodríguez, para “dar a conocer la marca, diseñar una página clara y sencilla, contactar con los bloggers de moda y ajustar las inversiones en la red”. Un termómetro, saber dónde y cuánto invertir, que Rodríguez “maneja muy bien”, apunta Oria.

Rodríguez se sentía “encorsetado en la empresa privada”, se interesa por el fenómeno de la venta online y se especializa en ello. Es fundador de varias empresas de tecnología, como la comunidad de prescriptoras de moda Truendy.com.

Éxito de ventas
Atentos a las tendencias de mercado, aciertan con unas remozadas Chelsea en todos los tonos flúor. Fucsia, turquesa, amarillo, naranja, verde pistacho... En pocos meses y en infinitas combinaciones se ponen de moda y se convierten en un éxito de ventas. Son las más cool y divertidas del mercado y además son unisex.

Estamos en septiembre de 2012 y una nueva marca pisa con fuerza. En principio, suministran a tiendas y venden en internet. Su objetivo es posicionarse como marca premium y consolidarse en mercados como Italia, los más rompedores, e Inglaterra, con mucho potencial de crecimiento.

Todos los modelos están hechos a mano con materiales de primera calidad en Valverde del Camino.

Hoy, la firma permite jugar con el color de la piel de las botas, vacuno, serrajes u otros materiales. De hecho, en la última colección de primavera-verano se incorporaron el esparto, el yute y la rafia como materiales naturales, orgánicos y ecológicos, como el modelo Sugar, la versión en caucho 100% reciclable; también se puede combinar el color de los elásticos, la suela y hasta personalizarlas con iniciales, nombres o frases divertidas en el talón para hacerlas exclusivas. Y para los peques más fashionistas, Neon Kids.

Una colección de adictos

La colección de otoño incluye modelos sofisticados y brillantes como el Shiny, que ofrece hasta ocho combinaciones diferentes unisex.
La colección de otoño incluye modelos sofisticados y brillantes como el Shiny, que ofrece hasta ocho combinaciones diferentes unisex.

La temporada de invierno ya está aquí en lo que se refiere a moda y a lo que se va a llevar en los pies. Con las colecciones ya listas para salir a la calle, “la novedad este año es la gran variedad de líneas nuevas” de Neon Boots, con “opciones arriesgadas, únicas y muy cuidadas”, detalla Federico Oria.

Y para gustos, los colores. La línea Classic se reinventa con colores sofisticados; para los amantes de lo british, la tradicional Oxford aparece con nuevas combinaciones de piel o serraje con el típico tweeds inglés.

Los minimalistas tendrán su opción en las impactantes Taylor; los colores metalizados atraparán los pies más trendy en unas Gloss; los más osados no saldrán sin sus Glitter, y para pisar con fuerza nada mejor que la serie Botswana con estampados animal print. No se conformará solo con un par.

Datos básicos

De terciopelo on el modelo Lynch, disponible en tres colores, azul, burdeos y verde, con puntera y refuerzos en plata, oro y cobre, respectivamente, para iluminar el invierno.
De terciopelo on el modelo Lynch, disponible en tres colores, azul, burdeos y verde, con puntera y refuerzos en plata, oro y cobre, respectivamente, para iluminar el invierno.

Origen
El zapatero de la reina Victoria de Inglaterra creó en 1837 las botas Chelsea. Tobilleras, sin tacón ni cordones y que, por primera vez, incorporaban elásticos laterales; resistentes y cómodas para quitar y poner, ideales para montar a caballo e imprescindibles en los zapateros de hombres y mujeres.

Tradición
La llegada de ingleses a las minas de Riotinto y Valverde del Camino, en el siglo XIX, inspiró y formó a los lugareños, sembrando el germen de la tradición artesanal en la fabricación de botas. Todos los modelos de Neon Boots se hacen allí a mano y con materiales de primera calidad.

Cifras
Desde su fundación, en 2012, la marca ha vendido 10.000 pares de botas. Facturó 500.000 euros hasta 2013; cuenta con más de 90 puntos de venta en Europa y en 10 países y vende en internet a través de Neon Boots Online con un catálogo de 120 modelos en múltiples combinaciones.

Escaparate
En septiembre, la firma dará un paso en su internacionalización al posicionarse en Milán, una de las capitales mundiales de la moda, donde inaugurará su propio corner en el centro comercial Rinascente, uno de los más emblemáticos de la ciudad, donde se dan cita las grandes firmas y las vanguardias.