BBVA comercializa el producto más atractivo

Vuelve la guerra de hipotecas: 12 bancos que ofrecen diferenciales de menos del 2%

Vuelve la guerra de hipotecas: 12 bancos que ofrecen diferenciales de menos del 2% Ampliar foto

Los círculos de la liquidez se restablecen en la zona euro, y las entidades financieras vuelven a su negocio básico: prestar dinero. La espiral de denegación de créditos que estalló en septiembre de 2008 con el pistoletazo de la mayor crisis planetaria desde la Gran Depresión se frena en seco. La fuerza comercial de las oficinas se vuelca de nuevo en vender préstamos, incluso los vinculados a la adquisición de viviendas.

La mayoría de las entidades ofrece diferenciales inferiores al 2% sobre el euríbor a 12 meses, cuando hace menos de un año eran habituales los superiores a tres puntos porcentuales. Bankinter fue la primera de las grandes entidades en abrir fuego y a finales de septiembre del año pasado ofreció un tipo de interés sobre el euríbor del 1,95%.

La tendencia a rebajar el coste de las hipotecas se ha acelerado en los últimos meses. ING Direct, Barclays, Deutsche Bank, Sabadell, Liberbank y Unoe, entre otras entidades, han ajustado los precios.

BBVA comercializa desde julio un producto con un diferencial que puede llegar al 1,7% sobre el euríbor, con un interés el primer año del 2,25%. Eso sí, comerciales de varias oficinas señalan que el precio final dependerá del historial económico del cliente y de la vinculación que se firme con la entidad.

Al margen de la hipoteca de Cajasur, que exige máxima vinculación y que solo está disponible en Andalucía y Extremadura, la ofrecida por la entidad que preside Francisco González es la más competitiva del mercado (véase gráfico). BBVA rivaliza con Santander, que ofrece un spread del 1,89% en su hipoteca.

El excedente de liquidez de la banca, que actualmente supera los 100.000 millones en la zona euro, y la caída del precio de la vivienda –desde el récord del primer trimestre de 2008 se ha desplomado más de un 30%, según Fomento–, son las dos claves de la reactivación del mercado inmobiliario. De hecho, el número de hipotecas concedidas se disparó un 19% en junio, según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El proceso de fuerte desapalancamiento ejecutado por las entidades financieras –el crédito con garantía hipotecaria se situó en junio en poco más de 767.000 millones de euros, frente a más de un billón de 2008, según los datos del Banco de España– y la necesidad de volver al negocio bancario clásico son otros factores que contribuyen al resurgir de las hipotecas. Las estadísticas oficiales comienzan a reflejar la apertura de las entidades. Así, el tipo de interés medio de las hipotecas contratadas el pasado junio fue del 3,88%, frente al 4,37% de mayo de 2013, según el INE.

Las propuestas en internet

En la nueva guerra por captar hipotecas –aún lejos de la de los diferenciales en torno al 0,3% de 2006 y 2007–, la banca por internet afina sus ofertas. Aunque los tipos son similares a los de las entidades clásicas, ligeramente por debajo del 2%, la vinculación exigida es menor. El banco más sofisticado es Evo, que rebaja el diferencial si sube el euríbor. El primer año el cliente paga un tipo fijo y el resto, el diferencial baja en función del euríbor. Así, si está entre el 2% y el 4%, el diferencial bajará un 0,2%. En caso de encontrarse entre el 4% y el 6%, se recortará un 0,4%. Y si llega a estar por encima del 6%, Evo Banco se compromete a bajar el diferencial 0,8 puntos.

 

La nueva oferta fulmina casi todas las cláusulas suelo de los escaparates

Una sentencia del Tribunal Supremo de mayo del año pasado declaró nulas las cláusulas suelo que no cumplían con los requisitos de transparencia. En la práctica, esta sentencia benefició a 400.000 hipotecas de BBVA, a 90.000 de Novagalicia Banco (desde el pasado junio, denominado Abanca) y a cerca de 100.000 clientes de Cajamar. Estas entidades decidieron retirar, sin necesidad de que el cliente lo solicitara, los suelos de los afectados.

Además, gracias a esta sentencia, muchas otras entidades decidieron eliminar este requisito en los préstamos hipotecarios. Por culpa de esta cláusula, utilizada por los bancos para proteger su rentabilidad de las bajadas del euríbor, muchos clientes no se benefician de las medidas expansivas llevadas a cabo por el Banco Central Europeo (BCE)_y que sitúan la media del euríbor anual en lo que va de mes en el 0,47%. De hecho, este índice en tasa diaria marca en mínimos históricos, en el entorno del 0,44%. El mercado descuenta además que el organismo que preside Mario Draghi volverá a rebajar los tipos de interés –ahora en el mínimo histórico del 0,15%– y que pondrá en marcha un programa de compra de deuda.

Todavía quedan algunas entidades que cuentan con estas cláusulas ya que, según el Supremo, aplicarlas no es ilegal. Lo que es ilegal es no informar de manera transparente de su existencia. Sabadell es prácticamente la única entidad que la mantiene, aunque el banco catalán cuenta con dos productos y ofrece al cliente la posibilidad de elegir hipoteca con suelo y techo, a la que ellos denominan “con túnel”, o contratarla sin ese túnel, pero con distintas condiciones. La hipoteca bonificada de Sabadell con suelo ofrece un interés de euríbor más un diferencial del 1,65% a partir del segundo año, siempre y cuando la vinculación del cliente con la entidad sea la máxima. Como complemento, Sabadell establece un suelo del 3% y un techo del 12%. Al cliente que no quiera limitar el tipo de interés, la entidad financiera le aplicará un 2,90% el primer año y el euríbor más el 1,90% a partir del segundo.