El gasto medio por hogar durante 2013 fue de 27.098 euros según el INE

Cinco productos a revisar con el inicio de curso

Cinco productos a revisar con el inicio de curso

Septiembre está cerca y llega el momento de plantearse el nuevo curso. Tras las vacaciones puede resultar conveniente hacer inventario de todos aquellos productos que se tienen contratados ya que podría ocurrir que lo que antes era ventajoso ahora haya dejado de serlo. El gasto medio por hogar durante 2013 fue de 27.098 euros según la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE), por lo que hacer una revisión de los productos más comunes contratados puede suponer un ahorro para el consumidor.

Hay cinco productos o contratos que la mayoría de los hogares disponen y que con el inicio del “nuevo curso” es posible revisar e incluso poder reducir el gasto de todos o algunos de ellos.

  • La cuenta bancaria. Es el producto financiero más común. Llevar a cabo un repaso acerca de si la entidad cobra comisiones por el servicio prestado por ejemplo, es un buen comienzo. En caso de que así sea, habría que preguntarse si aun así se sigue estando interesado en mantener la cuenta o bien convendría buscar una cuenta que no cobre comisiones como la Cuenta Inteligente de EVO Banco. Además cabe la posibilidad de que el tipo de cuenta contratada haya dejado de ser la adecuada, y por ejemplo contemplar la opción de cambiar a una cuenta nómina como la Cuenta Nómina de ING.
  • Créditos o préstamos. Es el momento de hacer cuentas y valorar si existe o no la posibilidad de conseguir eliminar algún crédito o préstamo en caso de que hubiese y de si convendría o no hacerlo en ocasiones lleva aparejado unos costes.
  • Telecomunicaciones. Telefonía fija, móvil, banda ancha, televisión de pago… son los servicios más contratados por los hogares en cuestión de telecomunicación. Revisar cada factura por separado y valorar si un cambio de compañía puede suponer un ahorro o incluso si ese ahorro puede venir a través de la contratación de un paquete convergente, es decir, aunar todos los servicios en una misma factura y con una misma compañía, tal y como ya han hecho el 44,6% de los hogares según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.
  • Seguros. Hacer un repaso acerca de cuándo vencen los seguros que se tienen contratados, hogar, coche, vida, salud… Es conveniente saber que para poder cambiar de aseguradora hay que avisar con dos meses de antelación, por lo que este repaso puede ser útil para planificar el cambio y poder ir mirando alternativas si así se desea. La oferta hoy día es muy amplia, por lo que resulta interesante hacer uso de los comparadores de seguros que en pocos minutos muestran la oferta más indicada en función de las propias características.
  • Suministro eléctrico. Tras la liberalización del mercado eléctrico, el usuario tiene la alternativa de elegir entre una tarifa con un precio marcado libremente por cada compañía eléctrica o comercializadora de referencia, o entre una tarifa con un precio marcado por la demanda de electricidad de cada hora (el llamado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). Así pues, se puede elegir entre todas las comercializadoras y elegir aquella que mejor precio ofrezca o bien quedar sujeto al precio que marque la demanda eléctrica.

Cinco productos comunes en los que gracias a un simple vistazo se pueden obtener reducciones de precio o comenzar a planificar un cambio, mirando alternativas y valorando las diferentes opciones.