Para una escapada de un día o una semana

Rutas a caballo, del mar a la montaña

Incluyen alojamiento en lujosas estancias, con servicios como pádel y spa

Playa de Guadalquitón, en San Roque (Cádiz).
Playa de Guadalquitón, en San Roque (Cádiz).

¿Se ha planteado hacer una escapada hípica? A lomos de un caballo el paisaje se ve de forma distinta, además de vivir la naturaleza y disfrutar del compañero equino. En unas pocas horas es posible recorrer una gran cantidad de kilómetros y apreciar entornos que en una misma jornada van desde parajes de montaña y bosques a dunas costeras. Estos son algunos de los atractivos que ofrecen las rutas de turismo ecuestre.

La empresa Endurance Equestrian Experience de Sotogrande (Cádiz) organiza salidas entre los bosques de robles y pinos que contiene la Finca La Alcaidesa, un paraje natural de 1.500 hectáreas propiedad de la Junta de Andalucía. Los itinerarios también discurren por la playa de Guadalquitón, en la localidad de San Roque (Cádiz) y la vecina sierra de Arca. El precio va de los 620 euros de la más corta, de cuatro días, a los 1.780 de la más larga, de ocho. Incluye alojamiento en las suites del club San Roque de Sotogrande. Sus estancias, decoradas al estilo andaluz, incluyen servicios tales como el acceso a los campos de golf del club, pistas de pádel y sauna.

Otra opción es la ruta de El Quijote a caballo por el Campo de Montiel. De 14,6 kilómetros de longitud, se trata de un recorrido cercano a la localidad albaceteña de Ossa de Montiel, homologado por la Real Federación Hípica Española. Cruza uno de los bosques de sabinares mejor conservados del sur de la Península. Los viajeros también podrán observar aves, como el águila imperial. El centro ecuestre Dehesa El Espinillo organiza excursiones de tres horas de duración por esta vía, a un precio de 50 euros por persona, e ideal para novatos.

Ruta del Camino de Santiago.
Ruta del Camino de Santiago.

De Llíria a los Montes de la Concordia, otro itinerario esta vez por la Comunidad Valenciana y homologado por la Real Federación Hípica. El paisaje del camino, de 27 kilómetros, alterna los campos de cultivo con los bosques de pinos y las bodegas tradicionales. Se trata de una vía que se completa entre cinco y siete horas, a la que se pueden sumar jinetes con poca experiencia. El centro hípico Caballos Navarro, emplazado en Llíria, organiza excursiones guiadas, individuales o en grupo, a un precio de 20 euros por persona y hora.

Más al norte, el Pirineo catalán esconde tesoros para el amante del turismo hípico. La ruta del Refugio de la Renclusa del Vall d’Aran es uno de ellos. En él, el viajero podrá disfrutar de las vistas a la sierra pirenaica del mirador de Betlán o de la pista de Artiga de Lin. La duración del trayecto es de 18 horas, a realizar en dos días. En la escuela de equitación de Vielha es posible alquilar caballos para recorrerlo, a 150 euros por persona. Para descansar del viaje, es recomendable alojarse en el Parador de Vielha, que cuenta con un spa con piscina exterior con espectaculares vistas a la montaña.

Si prefiere la cornisa cantábrica, una buena opción son los recorridos gestionados por el centro ecuestre Appaloosa, en el municipio de Siero (Asturias). Entre ellos, el que va de la Playa de Xago al Cabo Peñas, entre las vecinas localidades de Avilés y Gozón, que la compañía ofrece a 50 euros por persona. Los acantilados de la costa cantábrica son su mayor atractivo. La empresa también organiza viajes al Camino de Santiago. El precio de la salida, que dura una semana, es de 800 euros por cliente.

Las Islas Baleares también son una excelente localización para practicar el turismo equino entre calas de blanca arena. La empresa Rutas Ecuestres Menorca ofrece en Ciutadella, en la isla de Menorca, itinerarios a las vecinas playas de Atalis y Son Bou, cuya duración oscila entre las dos y las tres horas. Todo ello, con el mar Mediterráneo de fondo. Además, propone un alojamiento en exclusivos chalés de Ciutadella, por 4.200 euros para dos semanas en el mes de septiembre.