En el primer trimestre se solucionaron casi 100.000 conflictos laborales

Los despidos resueltos por los tribunales crecen un 9,5%

Grupo de trabajadores despedidos por Telemadrid.
Grupo de trabajadores despedidos por Telemadrid.

Solo en el primer trimestre de este año los jueces de lo laboral resolvieron 99.337 conflictos, un 7,1% más que el mismo periodo del año anterior. Y en términos absolutos se trata del mayor volumen de casos resueltos en un trimestre en los tres últimos años, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La mayoría de conflictos son individuales: 43.560 fueron reclamaciones relacionadas con los salarios y el contrato de trabajo y 33.467 fueron despidos, que se incrementaron un 11,5% respecto al primer trimestre de 2013.

Además se resolvieron 1.043 conflictos colectivos –en su mayoría expedientes de regulación de empleo– que aumentaron un 65,6%. Estos casos implicaron la resolución de otros 6.635 despidos. Sumando los despidos individuales y colectivos se contabilizan 40.102 casos resueltos, un 9,5% más. También hubo 21.267 asuntos resueltos por cuestiones de Seguridad Social, un 6,6% más.

Tribunales más ágiles

Todo esto refleja cierta mejora en la diligencia de estos tribunales, ya que el número nuevo de casos que llegaron a estos juzgados en el primer trimestre no se incrementó en proporciones similares. Así, entre enero y marzo llegaron 120.691 nuevos casos lo que supuso apenas un aumento del 0,1% respecto al mismo trimestre del año anterior. Según los datos del Poder Judicial, en el primer trimestre del año los juzgados de lo Social aún tenían pendientes de resolución más de 357.000 asuntos.

De hecho, fuentes jurídicas aseguran que a pesar de este mayor número de resoluciones judiciales se sigue tardando más de un año de media para señalizar un juicio por despido, cuando antes de la crisis no superaba los seis meses.

Y aún es mayor el tiempo que se tarda en que se celebren los juicios para reclamación de cantidad. “Ahora mismo se están señalizando para entrado 2016”, indican estas mismas fuentes.

En cuanto a las cuantías que se están pagando en los despidos, estas siguen cayendo respecto a meses anteriores. Así, la cantidad media por trabajador reconocida en los 27.508 despidos que tuvieron sentencias favorables al trabajador o fueron resueltos en conciliación (el 82% de todos los despidos individuales) se situó en 13.447,4, un 14,5% menos que en el mismo trimestre del año anterior.

Por su parte, las cuantías reconocidas a trabajadores que reclamaban salarios impagados u otras cantidades a sus empresas, recibieron una media de 8.090 euros si el conflicto se resolvió mediante sentencia favorable al demandante; y 6.134 euros de media si dicha resolución se produjo mediante conciliación entre las partes.

Cada vez son más los que no quieren llegar al juez

De los 99.337 casos de conflictos laborales que resolvieron los jueces en el primer trimestre del año, algo menos de la mitad (46.565) llegaron a tener una sentencia;mientras que casi un tercio (31.161) fueron desestimados por el juez y 21.611 se solucionaron en conciliación previa a la apertura del juicio.

Así aunque la mayoría de los trabajadores que demandan optan porque llegue a celebrarse el juicio, cada vez son más los que prefieren conciliar a las puertas del tribunal.

De hecho, fueron las conciliaciones las que experimentaron un mayor incremento este año respecto al pasado, al crecer un 16% en el trimestre, frente a un aumento del 5% de las resoluciones por sentencia y un 4,7% más de desestimaciones.

Además las conciliaciones se incrementaron en mayor medida en los conflictos colectivos –la mayoría de expedientes de regulación de empleo–, donde crecieron un 50% en el trimestre. Y también en los despidos individuales, con un incremento del 23%.

Este aumento de las resoluciones por conciliación se produjo pese a que la mayoría de las sentencias resulta ser a favor total o en parte del trabajador. De hecho, en el primer trimestre casi siete de cada diez resoluciones de los jueces favorecían a los trabajadores.

Y, sobre todo, a pesar de que las resoluciones por sentencia reconocen que se abone a los demandantes cantidades más altas que si el conflicto se resuelve por conciliación. Esto se produce especialmente en los despidos. Aquellos que se solucionan con sentencia reconocen una cuantía media por despedido de 16.338 euros, frente a los 11.052 de las indemnizaciones reconocidas a los que deciden no llegar al juez y conciliar antes.