Islandia y la costa este de EE UU y Canadá son lugares espléndidos para visitar antes de que comience el otoño

Un chorro de razones para viajar en septiembre

El fin de las aglomeraciones, las buenas ofertas y la mejora del tiempo son motivos de peso para aprovechar el último mes del verano

Islandia, famosa por sus paisajes y sus géiseres, es uno de los destinos estrella de los españoles que viajan en septiembre.
Islandia, famosa por sus paisajes y sus géiseres, es uno de los destinos estrella de los españoles que viajan en septiembre. Thinkstock

Con julio borrado del calendario y agosto con los días contados, septiembre es desde hace algunos años un mes dulce para viajar.

En gran parte del planeta las temperaturas son aún buenas, las aglomeraciones desaparecen en muchos de los llamados destinos imprescindibles y, en algunos casos, se puede disfrutar de ofertas con muy buenos precios tanto en vuelos, como en hoteles y paquetes vacacionales.

Y por si no fueran suficientes ventajas para viajar, septiembre se erige como uno de los mejores momentos del año para emprender retos o poner en el mapa destinos desconocidos para el turismo masivo.

Las islas españolas y las capitales europeas se imponen para escapadas

En el primer caso, es en septiembre que bastante gente se replantea invertir tiempo para aprender idiomas en el extranjero y es “cuando más suben las ventas de cursos de este tipo”, explica Eva Sorigué, responsable de Travel, la división de viajes del portal Letsbonus. Un tipo de venta de ofertas flash o instantánea que está haciendo furor en internet.

En el segundo caso, valdría como ejemplo Islandia, “un país de moda y uno de los destinos estrella en septiembre”, explican desde la agencia de viajes Catai.

La isla de fuego y hielo gana adeptos, lo que ha obligado a los turoperadores a ampliar su oferta de paquetes turísticos con un gran abanico de fechas y rutas para recorrer este país y Groenlandia. En concreto, Catai “ofrece hasta 14 viajes distintos, con una duración de entre dos y 15 días y una horquilla de precios que va desde 591 euros a 2.520”.

Los atractivos de esta isla situada en el extremo noroeste de Europa son muchos: “grandiosos glaciares, géiseres en ebullición, vigorosas cascadas, fuentes termales con propiedades medicinales, coloridos pueblos pesqueros y la naturalidad de su gente acogedora, sin olvidar los volcanes en erupción”.

Si le interesa este destino, asegúrese de que los caprichos de la naturaleza no le arruinen el viaje. Esta semana el Gobierno declaró la evacuación de los pueblos cercanos al volcán Bardarbunga, situado sobre el gran glaciar Vatnajökull, al sur de la isla y hace cuatro años, la erupción del Eyjafjallajökull obligó a cerrar el tráfico aéreo sobre el Atlántico.

La costa este de Estados Unidos y Canadá es una de las rutas al alza entre los que quieren disfrutar del llamado indian summer.
La costa este de Estados Unidos y Canadá es una de las rutas al alza entre los que quieren disfrutar del llamado indian summer.

Otro de los destinos ideales para viajar en septiembre es la costa este de Estados Unidos y Canadá, “desde las cataratas del Niágara hasta Quebec”, indican fuentes de la agencia online Rumbo.

Esta época se conoce como indian summer, el equivalente a nuestro veranillo de San Miguel, con temperaturas muy agradables y días soleados. Un período en el que “los bosques se cubren de hojas de color rojo y amarillo, formando un paisaje espectacular que anticipa el famoso otoño de la costa este norteamericana”. Rumbo ofrece circuitos con salidas desde Madrid, Barcelona y Bilbao desde 1.465 euros.

En larga distancia remontan Japón y la exótica Sri Lanka, mientras que otros como Costa Rica, China, Vietnam y Camboya se mantienen. La época de lluvias, huracanes o monzones condicionan a la hora de viajar a determinadas zonas de Florida, el Caribe y el sudeste asiático.

Las vacaciones de verano suelen ser las más largas entre los viajeros españoles. Agosto sigue siendo el mes que acapara el grueso de los desplazamientos que se hacen durante la temporada estival con más de 10,1 millones de viajes en 2013, más de la mitad de todos los que se hacen en verano, según datos del Instituto de Estudios Turísticos.

Julio ocupa el segundo lugar entre los meses que más viajes de vacaciones realizan los españoles (4,4 millones) y septiembre acorta distancias con 3,5 millones.

De hecho, y a pesar de las cifras oficiales, la industria percibe que cada año los españoles repartimos más las vacaciones de verano. Como sucede en otros meses del estío, en septiembre los españoles preferimos destinos de sol y playa como Baleares y Canarias, pero con menos gente.

En general, los lugares más buscados por los españoles no difieren mucho para viajar en septiembre o agosto, según el comparador Skyscanner. Sólo Madrid y Roma se incorporan a la lista de los top 10 en septiembre y se caen Bangkok y Berlín de los destinos más buscados en agosto.

Claves

Londres es el destino preferido de los que quieren aprender inglés.
Londres es el destino preferido de los que quieren aprender inglés.

Perfil del viajero
Las características del español que viaja en septiempre no difieren mucho del que lo hace en otros meses. España y, en concreto, Andalucía y Cataluña, son el primer destino. Crecen Canarias y Baleares como receptores y Cataluña, Andalucía y Madrid son los principales emisores (48%). Los viajes internos subieron un 2,7%, mientras que las salidas al exterior bajaron un 5,3% en 2013.

De la vieja Europa a la cosmopolita Nueva York
Las capitales europeas como París, Londres, Roma, Madrid, Lisboa o Praga son las favoritas para escapadas urbanas y culturales dentro del Viejo Continente, entre las que también se cuelan grandes ciudades como Venecia, Oporto y Barcelona. Al otro lado del Atlántico, la vibrante Nueva York es el destino más demandado.

Asignatura pendiente
Londres y Dublín son las capitales más solicitadas para iniciarse en el inglés o realizar una inmersión total en este idioma con cursos intensivos de entre 4 y 6 semanas, diseñados para desarrollar y potenciar la agilidad oral de los que ya tienen una base.