A fondo

HP quiere volver a ser un ‘blue chip’ de Wall Street

La compañía batió las previsiones del mercado en las cuentas de su tercer trimestre fiscal

Logotipo de HP.
Logotipo de HP. Reuters

Hewlett-Packard (HP) está en camino para volver a ser un blue chip de Wall Street. Después de un largo caminar por el desierto durante varios años, el gigante tecnológico estadounidense vuelve a respirar en los mercados financieros, gracias a la mejora en sus cuentas.

El grupo, que ayer llegó a subir por momentos cerca de un 5% tras presentar unas cuentas trimestrales mejores de lo esperado, coquetea ya con la cota de los 37 dólares, su precio máximo en los últimos tres años y que otorga a la compañía una capitalización bursátil cercana a 70.000 millones de dólares. Atrás parecen quedar los tiempos en los que la acción de HP cayó hasta los 12 dólares, que otorgaban a la histórica corporación estadounidense un paupérrimo valor de mercado de 22.000 millones, muy por debajo de competidores como IBM, EMC, Oracle o Apple.

La compañía, de hecho, salió del Dow Jones, índice que agrupa a los principales valores bursátiles estadounidenses, en septiembre del pasado año. Era una de las consecuencias de las múltiples crisis que asolaron al grupo con adquisiciones millonarias fallidas y salidas de directivos clave en medio de distintos escándalos.

Ahora parece que la compañía ha recuperado la estela de crecimiento. Ahora bien, su consejera delegada, Meg Whitman, fue muy clara en una entrevista en la CNBC: “Estamos creciendo de nuevo, pero todavía hay mucho trabajo por hacer”.

En cualquier caso, a los inversores parece haberles gustado los resultados de HP en su tercer trimestre fiscal, concluido en julio. La compañía registró unos ingresos de 27.585 millones de dólares, un 1% más que en el mismo periodo del año anterior y por encima de las previsiones de los analistas. El grupo se vio favorecido por la mejora en la demanda de ordenadores personales. Así, los ingresos de la división de sistemas personales, la mayor del conjunto de la corporación, subieron un 12%, por un 2% del área de empresas. Por el contrario, las divisiones de software o servicios financieros registraron caídas.

Por regiones, la zona de Europa, África y Oriente Medio, registró un aumento del volumen de negocio interanual del 5%, por un 1% del área del sudeste asiático. América, por el contrario, cayó un 1%.

En términos de rentabilidad, HP ganó 985 millones de dólares, un 29% menos que en el mismo trimestre del anterior ejercicio. En este caso, no obstante, la compañía realizó una provisión de 649 millones para hacer frente a los costes de reestructuración de plantilla actualmente en marcha. HP está en proceso de reducir su fuerza laboral entre 11.000 y 16.000 personas hasta el mes de octubre, que se unirían a los cerca de 34.000 que ya han salido de la empresa. El grupo, además, generó en el trimestre un cash flow de 3.600 millones de dólares, un 36% más.

De cara al trimestre en curso, HP prevé alcanzar un beneficio ajustado de entre 1,03 y 1,07 dólares por acción, en línea con las previsiones de los analistas.

Además, la empresa que dirige Meg Whitman destacó la retribución para los accionistas. Así, HP precisó que ha devuelto durante el trimestre en torno a 882 millones de dólares a través del pago de dividendos y de los planes de recompra de acciones propias. Un incentivo que se une a la recuperación del precio de las acciones.