Lumar ha movido 0 acciones en 14 jornadas

Las 23 cotizadas españolas que se van en agosto de vacaciones

Las 23 cotizadas españolas que se van en agosto de vacaciones Ampliar foto

El tradicional cartel de cerrado por vacaciones se ha colgado de un buen puñado de cotizadas españolas durante el mes de agosto. Estos valores han visto no solo cómo sus acciones se han mantenido varios días en el mismo precio, sino que el volumen negociado de sus títulos ha caído a mínimos porque, entre otras cosas, sus accionistas se han ido de vacaciones. Sin oferta, no hay transacciones posibles, lo que implica que las cotizaciones quedan congeladas a la espera de su regreso.

Un total de 23 empresas del mercado continuo y del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) –véase gráfico– están notando en sus títulos el estío, aunque a ellas se podrían sumar algunas otras que también han visto reflejada en sus cotizaciones la estampida de los inversores tras dejar bien cubiertas sus posiciones.

“Ahora no hay grandes movimientos en la cotización debido al verano, pero la actividad normal volverá a la vuelta de vacaciones. He hablado con muchos de nuestros inversores y todos están descansando”, explica a este diario el cofundador de Only Apartments, Alon Eldar. Esta compañía, que debutó el 28 de julio, ha marcado tan solo cuatro cambios de precio en el mes de agosto.

Los cruces mínimos afectan a cotizadas que tienen un valor de mercado muy variado. Así, una de ellas es la filial de renovables de Enel, EGP, que cuenta con una capitalización cercana a los 9.900 millones de euros, y que además de cotizar en el parqué español lo hace en el italiano. La actividad en la Bolsa española de EGP siempre ha sido limitada –su mercado principal está en Milán–, pero esta se ha reducido mucho más en agosto. Lo mismo ocurre con Aperam, la filial de acero inoxidable de ArcelorMittal, que, con cerca de 2.000 millones de euros de valor bursátil, cotiza en España aunque experimenta los movimientos principales en el parqué holandés.

Eso sí, lo habitual es que las cotizadas con un valor de mercado reducido dispongan de menos liquidez. No es una relación directa, pero suele ocurrir así. Suelen ser empresas de pequeño tamaño controladas por unos pocos accionistas y con un reducido número de acciones en manos del público en general. Así, sin contar con EGP ni con Aperam, la capitalización media de las 21 compañías que apenas se mueven en Bolsa en el mes de agosto ronda los 160 millones de euros.

En este apartado se encuentran empresas del MAB, como EuroEspes, que centra su actividad en la medicina genómica y en las enfermedades del sistema nervioso, y la gallega Lumar, dedicada a la venta de productos del mar. Sus capitalizaciones oscilan entre los cuatro y los seis millones de euros. Lumar, de hecho, apenas cotiza de forma habitual: en agosto no se ha movido ni una sola de sus acciones y en los últimos seis meses la media diaria es de 16 títulos.

Una de las cotizadas más afectadas por la caída del volumen es Barón de Ley, que en lo que va de agosto tan solo ha variado su cotización en tres jornadas. Es más, en las últimas cuatro sesiones tan solo ha movido 164 títulos, y todos ellos se intercambiaron ayer. Dentro del MAB, los valores más afectados por las vacaciones son las Socimi como Promorent, Mercal o Entrecampos. Esta última, que fue el primer vehículo de estas características en aterrizar en este mercado, no ha cotizado desde que comenzó el mes de agosto.

Escaso capital flotante

Firmas como Testa o Sotogrande también se ven afectadas por los escasos free float –capital flotante o porcentaje de las acciones que pueden comprarse y venderse libremente en la Bolsa española– que tienen en el parqué. En el caso de Testa, la filial patrimonialista propiedad de Sacyr –la empresa dirigida por Manuel Manrique controla un 99,3% del capital–, se mantienen los planes para ampliar su capital en circulación y elevar su liquidez en el futuro inmediato. Lo mismo sucede con Sotogrande, donde el grupo NH Hoteles, que está en negociaciones para su venta,controla el 97,7% del capital.

La corrección se hizo con volumen

Agosto es habitualmente el mes con menos volumen de negocio en la Bolsa española de todo el ejercicio, y eso que la media diaria en las últimas 14 sesiones ronda los 2.300 millones de euros. Importe solo ligeramente inferior a los 2.500 millones que se movieron el pasado febrero, de momento el mes más flojo de 2014 en cuanto a dinero puesto en juego en la renta variable patria.

En el presente mes, pese a que un buen número de compañías pequeñas o medianas o con reducido free float –número de acciones que cotizan libremente en Bolsa– apenas se mueve, está siendo especialmente activo. Frente a la media del mismo periodo de agosto de 2013, la subida del importe negociado ronda el 34%.

La tendencia al alza se acelera, puesto que entre enero y julio la subida se quedó en el 27%. Las claves de estas subidas son dos. Primera, la escalada de las cotizaciones. Hace ahora un año, el Ibex luchaba por alcanzar los 9.000 puntos, cuando ahora tiene como próximo objetivo los 10.500 desde el punto del análisis técnico. Y segunda, en el aumento de la negociación durante la corrección que arrancó a finales de julio. Entre los días 31 del mes pasado hasta el 8 de agosto, durante los que selectivo de la Bolsa española corrigió un 7,9%, al pasar de los 10.937 a los 10.078, el temor se impuso en el mercado y dinero en juego se disparó.

Durante las sesiones de las intensas caídas, el volumen medio diario rozó los 2.900 millones, para después caer, desde el día 9 hasta ayer, al entorno de los 1.800 millones de euros.