El comercio electrónico ha tenido una facturación de 14.414 millones de euros en 2013

Las compras de siempre, ahora por internet

Las compras de siempre, ahora por internet

Porque hay compras que son continuas e inevitables. Las compras que cada persona hace rutinariamente y por necesidad, con un espacio de tiempo mayor o menor, pero que se repiten una y otra vez a lo largo de la vida. Son las mismas compras de siempre, pero ahora los canales para poder llevarlas a cabo han cambiado. Internet está cada vez más presente en el día a día y se ha convertido en una vía más, incluso, para las compras más repetidas. Los requisitos para comprar online sos fáciles de cumplir, lo que el usuario debe asegurar es la fiabilidad de las páginas donde se realizan estas compras.

De hecho, el e-commerce ha supuesto una revolución en el consumo. España entra dentro de los cinco países con más peso en comercio electrónico, con una facturación de 14.414 millones de euros en 2013 según datos arrojados en el European B2C E-commerce Report que lleva a cabo la Ecommerce Europe. El comercio online ha abierto las puertas a la posibilidad de poder adquirir casi cualquier producto o servicio, desde los más complejos como una casa o un coche hasta los más sencillos como, por ejemplo, la cesta de la compra.

Alimentación

La compra más tradicional y que más veces se repite es la que tiene que ver con productos de alimentación. Con Internet, es posible evitar aquello de acudir al supermercado e invertir un elevado tiempo en el proceso de compra. Llevar a cabo la compra de los productos de alimentación a través de Internet ahorra tiempo y también dinero. Directamente a través de las tiendas online de los supermercados o bien utilizando comparadores de supermercados online que permiten escoger los productos de distintos establecimientos. A golpe de click y sin esperas es posible realizar la compra. Según el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2012 del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), un 13,0% de los internautas compradores realiza compra de alimentación y bazar.

Moda

Otro de las compras básicas para el ser humano es la de ropa. Cada vez son más las marcas que facilitan la compra online de sus prendas aunque también tengan tienda física, y cada vez son más los compradores de moda online. Según datos de Kantar Worldpanel (empresa de investigación de mercados), en 2013 fueron 3,1 millones de personas los que adquirieron prendas de ropa a través de Internet.

Aunque la compra de moda online ha experimentado un crecimiento del 32% en 2013 según Kantar Worldpanel, también se da la situación de utilizar la tienda online para visualizar las prendas, elegir el producto y después acudir a la tienda física.

Electrodomésticos

La mayoría de los sectores sobre los que se puede hacer una compra online están experimentando aumentos en sus ventas. El sector de los electrodomésticos es uno de los ámbitos en los que menor es ese crecimiento, aunque Internet está muy presente en el proceso de compra. Según el estudio “Hábitos de compra offline y online del consumidor español en el sector retail” de 2013 de Experian Marketing Services, un 72,8% de los compradores de electrodomésticos han realizado una investigación online previa.

Aunque pueda parecer imposible realizar una compra de gran magnitud como es la de una casa o un coche, la realidad es que con Internet las posibilidades son infinitas.

Convivencia entre lo online y lo offline

Con el desarrollo y aumento del e-commerce se tiende a pensar en la desaparición de las tiendas físicas. Pero nada más lejos de la realidad, según el Observatorio Cetelem 2014 el 70% de las compras que los europeos han realizado han sido en una tienda física, es decir, se valora tener una experiencia de compra, tener una experiencia real con el producto. Se apuesta entonces por una convivencia de los dos canales, incluso que pueden complementarse entre sí. También según el Observatorio Cetelem 2014, el 70% de los europeos realizan una búsqueda de información y de descuentos a través de Internet antes de ir a la tienda en cuestión.