Su facturación cae un 13,4%

Elizabeth Arden entra en pérdidas porque los fans no quieren oler como Justin Bieber y Taylor Swift

El cantante Justin Bieber.
El cantante Justin Bieber. REUTERS

Oler igual que los cantantes Justin Bieber o Taylor Swift ya no está de moda. Así se desprende de las cuentas del ejercicio fiscal de la empresa de cosméticos estadounidense Elizabeth Arden, que cerró su año fiscal el pasado 30 de junio con unas pérdidas de 145,7 millones de dólares, frente a a los 40,7 millones de dólares de beneficio que se anotó en el mismo periodo de un año antes por la aída de los perfumes relacionados con famosos, según explicó la empresa.

En el conjunto del año, los ingresos por facturación cayeron un 13,4%, desde los 1.344 millones de dólares (1.008 millones de euros) del año pasado hasta los 1.164 millones de dólares (873 millones de euros) de este ejercicio.

En el último trimestre, las pérdidas alcanzaron los 155,9 millones de dólares (117 millones de euros), una cifra que multiplica por treinta las pérdidas del año pasado. Por otro lado, los ingresos por ventas en este periodo cayeron un 28%, hasta los 191,7 millones de dólares (millones de euros).

El presidente y consejero delegado de la compañía, Scott Beattie, ha expresado que el objetivo principal es “mejorar los resultados y restablecer los beneficios”. Además, Beattie ha señalado que durante el tercer y el cuatro trimestre se llevaron a cabo cambios en la estructura organizativa de la empresa, que ayudarán a mejorar los resultados en 2015.