UGT advierte de los riesgos que corre la hucha de las pensiones

El Gobierno gastó 24.651 millones del fondo de reserva desde 2012

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos.
El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos.

Un informe de UGT muestra la preocupación del sindicato por la rápida reducción de crédito del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. El Fondo, que surgió en el año 2000, tiene el objetivo de constituir reservas especiales destinadas a resolver las necesidades en materia de prestaciones contributivas en caso de darse desviaciones entre ingresos y gastos del propio sistema de la Seguridad Social.

 

De este modo, la hucha cuenta a fecha de hoy con 48.722 millones de euros –tras haber sacado en julio la última dotación de 6.000 millones–, lo que representa el 4,76% del PIB. Casi la totalidad del dinero estaba invertido en activos financieros –fundamentalmente Deuda Pública– excepto unos 200 millones de euros que se encontraban en el Banco de España.

Asimismo, este fondo se financia de las dotaciones acordadas por el Consejo de Ministros en su mayoría, y por las derivadas del exceso de resultado de las Mutuas. Hasta la actualidad, estas asignaciones han sido de 53.205 millones de euros, de los cuales, tan solo 1.092 millones proceden de las Mutuas. Además, cuentan con una segunda fuente de subvenciones que es el propio rendimiento neto que producen los activos en los que están invertidas dichas dotaciones.

En este escenario, UGTmanifiesta dos preocupaciones. La primera se refiere a la rápida disminución del fondo. El Gobierno comenzó en 2012 a disponer de parte de este dinero ahorrado con el objetivo de cubrir el coste de las pagas extraordinarias de los perceptores de pensiones, ya que el dinero recaudado mensualmente por las cotizaciones de los trabajadores en activo no llegaba para el abono de estas pagas. Así, en el año 2012 se aprobó el precepto de 7.003 millones de euros. En el 2013 la cifra alcanzó los 11.648 millones, y en este primer semestre de año se han dispuesto 6.000 millones de euros. Por lo tanto, en cuatro años, el Gobierno ha contado con 24.651 millones de euros procedentes de esta hucha de las pensiones.

Desde el sindicato aseguran haber contactado con el Secretario de Estado de la Seguridad Social para mostrarle su preocupación por “la insuficiencia de medidas tendentes a solventar la minoración de los ingresos de la Seguridad Social, derivada del alto nivel de desempleo, la reducción salarial o la precariedad en el trabajo”.

La segunda preocupación de UGT tiene que ver con las consecuencias que supone la decisión adoptada por el BCE el pasado 5 de junio. En este mandato sobre la remuneración de depósitos, saldos y tendencias de exceso de reservas, la autoridad monetaria establece que “las reservas que excedan del nivel mínimo exigido se remunerarán al cero por ciento o al tipo de la facilidad de depósito si este fuera inferior”.

De este modo, UGT afirma que la decisión afecta a las transacciones que realiza la Administración Pública y a las operaciones en relación con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social cuando éste realiza depósitos a un día en el Banco de España, ya que a partir de dicha determinación el tipo de facilidad de depósito aplicable a estas operaciones será negativo (-0,10%).

Por esto, desde el sindicato advierten que “esta resolución complica notablemente la gestión del Fondo de Reserva, en tanto en cuanto, su objetivo es evitar la aparición de rendimientos negativos en el saldo del cuenta que el Fondo tiene en el Banco de España”.

Ante esto, el Gobierno decidió, en el marco de una reunión con los sindicatos, encargar un estudio “para analizar y valorar las diferentes alternativas” que puedan conseguir como mínimo el tipo de interés cero en las operaciones.