Las pymes textiles son las más afectadas por la morosidad

Dime de qué sector es tu empresa y te diré cuánto tarda en cobrar

Imagen de una empresa textil española.
Imagen de una empresa textil española.

Seis de cada diez pequeñas y medianas empresas tienen facturas pendientes de cobro por retrasos en los pagos, y para el 22% el importe que les deben representan más del 10% de sus ventas, según los últimos datos correspondientes primer trimestre del año del Boletín de morosidad y financiación empresarial que realiza la patronal Cepyme consultando a más de 1.100 pymes.

Pero ¿cuánto es la media que tardan en cobrar las pymes españolas?: 80,7 días, lo que sigue suponiendo 20,7 días más de lo que marca la Ley de Morosidad vigente. Si bien este periodo se ha ido reduciendo progresivamente desde que se inició la crisis en 2008, cuando las pymes tardaban un tiempo medio en cobrar sus facturas de 115,6 días.

Sin embargo, no todos los sectores están igualmente afectados por la morosidad a la hora de cobrar. Durante los seis años que dura ya la crisis, las empresas del sector de la construcción han tenido el dudoso honor de liderar este ranking de morosidad, si bien, esto ha cambiado en 2014, cuando las empresas del sector textil le han arrebatado el primer puesto y pasan a ser las más afectadas por los impagos, con el periodo medio de cobro más elevado (95,2 días) del panorama empresarial español.

El segundo puesto lo ocupan las empresas de la construcción, que cobran en una media de 94,7 días, tras haber reducido notablemente este periodo desde 2008 cuando tardaban un promedio de 136,5 días en que les fueran abonadas sus facturas.

Solo en el primer trimestre de 2014 las pymes de la construcción han recortado este plazo en 5 días mientras que el tercer sector más moroso --el papel y las artes gráficas-- ha incrementado los periodos de cobro en 8,3 días en este periodo.

Periodo medio de cobro en las pymes por sectores

Textil                           95,2 días

Construcción                94,7 días

Papel y artes gráficas   86,6 días

Otros                           81,7 días

Siderometalurgia           81,4 días

Madera y mueble          78,1 días

Maquiaria y electrónica  77,8 días

Plásticos                      75,6 días

Agroalimentario             74,1 días

Químico                       70,9 días

Distribución alimenticia  68,8 días

Media total                    80,7 días

No obstante, si se analizan los riesgos de impago máximo (cuando estiman que no van a cobrar más del 10% del importe de la facturación pendiente de cobro) esto afecta al 24% de las pymes. Y se dispara en el caso de las empresas de la construcción, con un 41% de empresas con esta alta probabilidad de deudas que creen que no cobrarán.

En este punto, Cataluña es la región con una probabilidad de impago máximo más reducida, ya que piensan que solo dejarán de cobrar menos del 1% de lo que tienen pendiente de recibir. En el lado opuesto, están Castilla-León, Aragón y Canarias, donde más del 30% de las empresas calculan que no cobrarán más del 10% del importe que se les adeuda.

Dicho todo esto el informe de Cepyme destaca que "todos los sectores económicos coinciden en que se ha producido una mejora del clima de la morosidad empresarial en el primer semestre del año, siendo especialmente significativa en hostelería y el resto de servicios".

Esta mejora de los indicadores del clima empresarial en el primer semestre del año se produce en todos los tamaños de empresas, siendo especialmente significativa en las medianas, con más de 50 empleados, que pueden acometer procesos de reestructuración de la deuda y tienen mejor acceso a fuentes de financiación. Una de cada tres de estas medianas compañías mejoran su clima de morosidad, mientras que las empresas de menos de 10 trabajadores son las que presentan menores mejoras en los impagos (solo el 16% tiene resultados positivos).

 

El acceso al crédito

En el primer trimestre de año el conjunto del crédito comercial entre empresas ascendió a 1.612 millones de euros, de los cuales más de 1.000 millones correspnden a la parte de dicho crédito en trestraso de pago. Así, aunque se ha reducido, el coste de la morosidad representa el 63% de la deuda cormercial.

Según el Boletín esta encuesta elaborada por Cepyme, el 26% de las empresas han intentado acceder a líneas de finanación de entidades de crédito en los últimos seis meses. Este porcentaje, que coincide con los datos del Banco Central Europeo (BCE) de abril pasado, indican que España está entre los paíeses cuyas empresas tienen más necesidades de finanaciación. Solo superada por Francia (con una solicitud de créditos por parte del 31% de las empresas) e Italia (29%).

En cualquier caso, las condiciones de acceso a la financiación siguen haciéndose más exigentes. En los últimos seis meses el coste de dichos créditos (tipo de interés) se ha endurecido para el 46% de las empresas encuestadas; y los gastos y comisiones, para el 56%.