Comercio y hostelería son el 40% del tejido empresarial

Un país de tiendas, talleres, bares y hoteles

Un país de tiendas, talleres, bares y hoteles

Habitualmente se escucha a los expertos decir que uno de los principales problemas de la economía española es el pequeño tamaño de sus empresas y que la mayoría del empleo se concentra en el sector servicios, que es menos productivo que el resto. ¿Es esto cierto? ¿Cómo son realmente las empresas en España?

Para empezar, hay dos formas de medir el número de empresas que existen. El Directorio Central de Empresas (Dirce), que mide el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que refleja la existencia de 3.119.310 sociedades. Y, por otra parte, el registro de empresas inscritas con cuenta de cotización en la Seguridad Social, que indica que hay 1.246.381 empresas con al menos un trabajador cotizando al sistema. Esta diferencia numérica obedece a que el Dirce incluye también las sociedades en las que no figura ningún trabajador cotizando, que según estas cifras ascenderían a 1,8 millones de sociedades.

De esta forma, si solo se tienen en cuenta las empresas que tienen al menos un trabajador se observa que las más pequeñas son las más numerosas. La Seguridad Social contabiliza en sus últimos datos de julio un total de 703.765 compañías que tienen de uno a dos trabajadores, con lo que representan el 56,4% del total.

Solo hay 1,728 empresas en todo el país que tienen más de 500 trabajadores. Sin embargo, son precisamente estas compañías las que más trabajo dan, ya que emplean a 3,7 millones de personas. Y si a estas se suman las 2.072 compañías con más de 250 trabajadores, el conjunto da empleo a 4,4 millones de asalariados pero solo representan el 0,3% de todas las compañías inscritas en la Seguridad Social. En consecuencia, las microempresas son las más numerosas pero las que tienen más de 250 trabajadores dan casi cinco veces más empleo.

En lo que no hay ninguna duda es que en España lo que más hay es comercios y talleres de reparación de vehículos. La Seguridad Social tiene contabilizados 308.737, lo que supone que una de cada cuatro sociedades es una tienda o un taller.

El segundo colectivo más numeroso son los establecimientos de hostelería (bares y hoteles fundamentalmente), de los que hay 173.866 registrados. Según esto, prácticamente el 40% del tejido empresarial español lo componen las tiendas, los talleres de coches, los bares y los hoteles.
En tercer lugar están las empresas de la construcción (111.223) y las relacionadas con la industria manufacturera (100.510).

Dónde está el empleo

En este caso, el tipo de empresa más numerosa (comercio y talleres) es también la que más trabajo da dentro del panorama empresarial español, al emplear a 2,1 millones de personas. Pero esta correspondencia se acaba aquí. Porque seguidamente se sitúa la industria manufacturera, que es el segundo sector que más trabajadores tiene (1,6 millones) y, sin embargo, ocupa el cuarto puesto por número de empresas. Es este sector, el más productivo, el que tiene una mayor porción de empresas de mayor tamaño. Pero sobre todo destaca su peso entre las compañías de 10 a 49 trabajadores, donde las sociedades industriales duplican en número al resto.

Aunque en empresas de más de 500 trabajadores los bancos, hospitales y grandes farmacéuticas, aventajan en tamaño a la industria. De hecho el mayor colectivo de trabajadores lo registran las grandes empresas del mundo sanitario, que dan empleo a 842.371 personas. De hecho, el 64% de los trabajadores del sector sociosanitario trabaja para una compañía de más de 500 empleados.
En cuanto al reparto regional de las empresas, Cataluña es la región con más compañías inscritas (220.686 ) y que emplean a más trabajadores (2,2 millones). Tras ella, Andalucía ocupa el segundo puesto en número de empresas, pero no en el de trabajadores, que lo ocupa Madrid. Esto ocurre porque Andalucía es la región que más microempresas (de entre 1 y 2 trabajadores) tiene, con 128.857.

Solo el 14% de las empresas supera los 20 años

El Instituto Nacional de Estadística (INE) lo llama “dinamismo empresarial”. Con ello se refiere a la corta vida que caracteriza la mayoría de las empresas españolas, que aparecen y desaparecen en poco tiempo. Según los últimos datos del Directorio Central de Empresas (Dirce), correspondientes a 2013, solo el 14% de las compañías tienen una antigüedad superior a 20 años (445.524). Y, en el lado opuesto, el 18% de los 3,1 millones de sociedades que recoge el Dirce no ha cumplido aún los dos años de vida.

Las empresas industriales son las que presentan mayores tasas de longevidad. Así una de cada cuatro supera los 20 años de actividad. Todo lo contrario sucede en el caso del sector servicios, en el que la gran mayoría han sido creadas en los dos últimos años. Ese dato esespecialmente relevante en hostelería, donde el 24,8% de todas las sociedades incluidas en esa actividad aún no ha cumplido su segundo año de vida.
Esto refleja los numerosos casos de autoempleo como respuesta a la crisis que está teniendo la sociedad española.

Si bien dicha crisis no golpeó a todas las empresas por igual. A finales de 2011 se recrudeció el deterioro y la economía española volvió a la recesión. Desde entonces –que es cuando la Seguridad Social empezó a publicar el registro de empresas con cuenta de cotización– las empresas más castigadas han sido las compañías de entre 10 y 49 trabajadores, que han destruido el 5% de su empleo. Mientras que las más pequeñas (de uno a cinco empleados) han aguantado algo mejor el tirón, sobre todo debido al repunte de los últimos meses, que ha hecho que su recorte de trabajadores haya sido del 3%.