Recomendaciones y consejos de seguridad
Consejos para crear las contraseñas más seguras para cualquier servicio online

Consejos para crear las contraseñas más seguras para cualquier servicio online

La seguridad online se ha convertido en un aspecto cada vez más importante ante el aumento de servicios e información personal que se comparte en Internet. Algunos sencillos consejos, sobre todo relacionados con las contraseñas, pueden ayudar a los usuarios a conseguir mejorar su protección.

Lo primero es disponer de contraseñas seguras. Aunque parezca una redundancia, todas las contraseñas no son seguras. Los usuarios tienden a pensar que las palabras o números que introducen como contraseñas son indescifrables, pero por desgracia no es así. Por ello, es importante seguir algunas pautas para conseguir contraseñas seguras.

Las principales compañías de seguridad recomiendan contraseñas que mezclen mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. No es suficiente poner un nombre o una fecha, ya que son objetivos sencillos para los cibercriminales. Lo ideal es disponer de 'password' que cuenten con distintos tipos de letras y números ya que la complejidad para descifrarlos es muy superior.

En segundo lugar es fundamental mantener un control total sobre las contraseñas que se utilizan. En este sentido, los usuarios no deben utilizar nunca la misma contraseña para más de un servicio. Es habitual que se decida proteger distintas cuentas y productos con la misma clave, lo que puede generar importantes riesgos. En caso de que un servicio vea comprometida su seguridad los responsables contaría con la contraseña del usuario para vulnerar su cuenta en otras plataformas. Por ese motivo, hay que disponer de una contraseña para cada espacio.

Dado que en la actualidad se visitan un gran número de sitios web y se dispone de un alto volumen de contraseñas, puede ser interesante disponer de servicios que ayuden a gestionar las claves. Una posibilidad es 1Password, una herramienta que crea y gestiona contraseñas, de manera que los usuarios puedan contar con garantías de una forma sencilla.

Revisa tus contraseñas, otra forma de garantizar la seguridad

Vista la forma de conseguir contraseñas robustas, el siguiente consejo es realizar una auditoría de las actuales claves en funcionamiento. No sirve de nada comenzar a utilizar claves con garantías si se mantienen contraseñas débiles en otros servicios. Por ello, es importante realizar una auditoría de las claves utilizadas.

La recomendación en este sentido pasa por enumerar los sitios y servicios web que se visitan y revisar sus contraseñas. Este proceso, aunque puede ser algo tedioso en un principio, ayudará a proteger toda la presencia de los usuarios en la red y es fundamental si se quiere garantizar la seguridad. Como se ha explicado anteriormente, los hackers y los ciberdelincuentes buscan el eslabón más débil para atacar, por lo que una contraseña mal protegida puede ser el punto desde el que acceder al resto.

El tercer consejo también está enfocado a realizar un proceso de revisión que permita mejorar la protección. En este caso el proceso se debe realizar en las cuentas de correo de los usuarios. La bandeja de entrada suele contener correos que pueden dar pistas a los usuarios sobre las claves utilizadas en determinados servicios. Por ello es importante hacer una limpieza para evitar dejar pistas en el correo.

Lo ideal es introducir palabras clave como 'contraseña', 'password' o 'clave' en el buscador de correo. El cliente de correo mostrará los resultados de búsqueda que presenten emails con esas referencias y los usuarios podrán así eliminar aquellos correos que puedan vincular o acercar a los cibercriminales a sus contraseñas.

La mejor protección es la prevención

En cuarto lugar se recomienda prestar especial atención a las contraseñas y medidas de seguridad que se establecen para el acceso a determinados servicios. Plataformas de banca online o páginas en las que se comparten datos personales deben estar protegidas de forma especial. Los usuarios exponen una gran cantidad de información en estos portales y el acceso no autorizado puede causar importantes consecuencias.

En ese tipo de servicios la recomendación es utilizar las contraseñas más sofisticadas posibles y mantener un seguimiento constante de su validez. Reciclar las contraseñas periódicamente es una opción que puede ayudar a dificultar el acceso a este tipo de servicios.

Por último, en quinto lugar, el consejo más importante es el de mantener un sentido común durante la experiencia online. En este sentido, los usuarios deben concienciarse de prácticas seguras para mejorar su seguridad. Desconfiar de correos electrónicos de remitentes desconocidos, utilizar sistemas de conexión HTTPS y evitar las redes WiFi no protegidas son algunas recomendaciones sencillas que pueden marcar la diferencia a la hora de proteger la experiencia online de los usuarios.

Normas