Su consejero delegado explica sus planes al grupo galo

Telecom Italia propone a Vivendi unir sus filiales en Brasil frente a la oferta de Telefónica

Busca igualar la oferta de 6.700 millones de euros por GVT presentada por el grupo español

Un hombre hablando por el móvil frente a una tienda de Telecom Italia.
Un hombre hablando por el móvil frente a una tienda de Telecom Italia.

Telecom Italia sigue buscando alternativas para contrarrestar los últimos movimientos de Telefónica en Brasil, donde ambas operadoras son rivales. Así, el grupo transalpino ha propuesto a Vivendi la integración de sus filiales en el país, TIM Brasil y GVT. De esta forma, Telecom Italia trata de configurar un acuerdo para hacer frente a Telefónica, que la pasada semana presentó a Vivendi una oferta de 6.700 millones de euros para adquirir GVT.

En este sentido, según publicó The Wall Street Journal, este miércoles se reunieron en París los consejeros delegados de Telecom Italia y Vivendi, Marco Patuano y Vincent Bolloré, respectivamente. Patuano ofreció a Vivendi una participación en el capital de la propia Telecom Italia, además de la citada fusión de filiales.

De igual forma, para facilitar el acuerdo, Telecom Italia ayudaría a Vivendi a distribuir sus contenidos audiovisuales en Italia y Brasil. El consejero delegado de Telecom Italia, que en este proceso cuenta con el asesoramiento de Mediobanca, Banco Bradesco y Citigroup, no dio ningún dato financiero, limitándose a dar una visión del plan.

Ahora las miradas se van a centrar en la próxima reunión del consejo de administración de Vivendi, prevista para el próximo 28 de septiembre. En ella se debería tratar tanto la propuesta que pueda elaborar finalmente Telecom Italia como la oferta ya presentada por Telefónica para la compra de GVT. Días, atrás, pocas horas después de la presentación de la oferta del grupo español, Vivendi aseguró que ninguna de sus filiales estaba en venta, si bien reconoció que estudiaría la propuesta de la compañía que preside César Alierta.

De momento los mercados financieros parecen desconfiar de Telecom Italia. Ayer las acciones de la empresa cayeron un 1,58% y, desde su máximo anual, marcado el 9 de junio, acumulan una bajada cercana al 20%.

Diversos analistas han advertido del esfuerzo financiero que tendrá que hacer Telecom Italia para igualar la oferta de Telefónica, en un momento ya de por sí por el deterioro de su balance. Su deuda financiera neta supera los 27.300 millones de euros con un ratio de apalancamiento de tres veces. Además, sus ingresos no han dejado de caer. En el primer semestre, por ejemplo, su volumen de negocio bajó un 11% hasta 10.500 millones.

Distintos analistas coinciden en que Telecom Italia deberá hacer una ampliación de capital para llevar a cabo la compra de GVT. Para igualar la oferta de Telefónica, según señalan, el incremento de capital equivaldría a la cuarta parte de su capitalización bursátil. De esta forma, Vivendi pasaría a convertirse en el principal accionista de Telecom Italia.

Al mismo tiempo, debería recabar en pocos días el apoyo de los accionistas. Un respaldo que no es fácil si se tiene en cuenta que alguno de los principales inversores, entre los que destaca Telefónica, quiere salir de la propia operadora transalpina.

Telefónica España lanza nuevas tecnologías de red

Telefónica ha puesto en marcha en España distintos pilotos tecnológicos para la mejora de la calidad, la cobertura y la velocidad en la transmisión de sus redes de móvil 4G. La operadora explicó que está trabajando con grupos como Ericsson, Nokia Siemens Network y Alcatel Lucent.

Según Telefónica, los proyectos van a permitir probar en entornos reales las últimas novedades tecnológicas del mercado en el acceso radio móvil de 4G como small cells, MIMO, carrier agregation o Femto-LTE. La compañía explicó que el objetivo de estas iniciativas es poder desplegarlas en red para el impulso de la súper banda ancha ultra rápida.

“Las tecnologías a probar se centrarán en aumentar la cobertura de red LTE de la manera más eficiente y rápida, incrementar la velocidad máxima alcanzable en la red, y mejorar la velocidad media de los usuarios, especialmente aquellos que se encuentran en los bordes de las zonas de cobertura”, indicó Telefónica.

La empresa señaló que entre los pilotos que ya están en marcha, destaca el que se está llevando a cabo en la localidad de Benidorm (Alicante), con el despliegue de pequeñas estaciones base de LTE en las playas de Poniente y Levante de la ciudad para aumentar la velocidad máxima de la red en zonas de alta demanda de datos. “Las velocidades de bajada y subida que se podrán alcanzar con estas pruebas estarán en los 150 y 50 Mbps en ambas playas y sus áreas comerciales, lo que supone que son cuatro veces más rápidas que las actuales conexiones disponibles”, explicó la firma.

El plan se encuadra en las mejoras de red que Telefónica ha aplicado en la Costa Blanca este verano por el aumento de la demanda.