Primera elección directa del presidente turco

Erdogan gana con amplia mayoría las elecciones en Turquía

El primer ministro Erdogan deposita su voto en Estambul.
El primer ministro Erdogan deposita su voto en Estambul. REUTERS

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha ganado en la primera vuelta las elecciones presidenciales celebradas ayer, al superar por casi dos puntos de diferencia el 50% exigido para conseguir la elección directa. Se trata de las primeras elecciones presidenciales en el país, y otorgarán a Erdogan mayores poderes de los que disponía como primer ministro. El rival más cercano de Erdogan, el nacionalista Ekmeleddin Ihsanoglu, obtendría el 38,5% de las papeletas y el líder kurdo de izquierdas Selahattin Demirtas, el 9,8%. La participación se situó en el 74%, muy por debajo del 89 por ciento registrado en las elecciones locales de marzo pasado.

 La victoria de Erdogan supone un gran cambio para la vida política del país: el actual primer ministro ya ha declarado que usará “todas las atribuciones” del cargo, hasta ahora más bien simbólicas. Aunque Erdogan ha subrayado que quiere emprender una reforma legal para otorgar más poder al jefe del Estado, hasta entonces ha prometido una presidencia “activa”, utilizando todas las funciones del cargo, como la posibilidad de convocar y presidir las reuniones del gabinete de ministros.

 Para esa reforma se requiere un cambio constitucional que solo sería posible con una amplia victoria del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que lidera Erdogan, en las elecciones legislativas de 2015. Además, Erdogan tendrá que cancelar sus lazos con dicho partido, aunque en Estambul se da por hecho que controlará de cerca al nuevo Gobierno.

Transformar Turquía en un régimen presidencialista ha sido objetivo delarado de Erdogan, que hasta ahora no ha conseguido reformar la constitución por falta de apoyos. La oposición acusa al primer ministro de querer instaurar un régimen autoritario y de usar el cargo para blindarse por los casos de corrupción con los que ha sido vinculado. El ahora presidente también quiere estar en el cargo en 2023, cuando la Turquía actual cumpla 100 años.

En todo caso, en su discurso tras la victoria, Erdogan apeló a la superación de las diferencias: “A partir de hoy, con una nueva comprensión de la reconciliación nacional, quiero construir un nuevo futuro subrayando nuestras similitudes”, declaró Erdogan en un discurso ante miles de partidarios que lo jalearon en el centro de Ankara.

“Todos los ciudadanos de este Estado, tanto musulmanes, como cristianos, kurdos, alevíes, suníes, griegos o armenios, todos somos ciudadanos de Turquía”, agregó. “Esto significa unidad dentro de la pluralidad”, indicó el primer ministro. Desde el balcón de la sede de su partido, agradeció a los ciudadanos que lo eligieran como 12º presidente de la República Turca, y calificó el día como “histórico”, al ser la primera elección directa del jefe del Estado.