Descenso del 8,9%

El crédito a empresas y autónomos cae en 73.000 millones en un año

Vista del reloj del Banco de España.
Vista del reloj del Banco de España.

Los autónomos y empresas no financieras ha recibido 73.548 millones de euros menos en préstamos que hace un año, lo que supone una caída interanual del 8,9%, una tasa que es una de la mayores del periodo de crisis.

Este dato ha sido puesto de relieve por la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) citando las cifras publicadas por el Banco de España.

Los datos publicados por el Banco de España sitúan el saldo de préstamos de entidades de crédito residentes en España a las empresas no financieras y autónomos en junio de 2014 en 612.741 millones de euros, frente a 686.289 millones de euros hace un año.

Con relación al mes anterior, mayo 2014, los préstamos cayeron en 6.408 millones de euros, incluso más que en junio del año pasado cuando la caída mensual fue de 4.768 millones de euros.

Con los datos de junio se aprecia una relevante caída de los préstamos durante el primer semestre, al pasar de un volumen de 646.868 millones a finales del año anterior a 612.741 en junio, lo que supone una caída de 34.127 millones de euros.

Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, “la caída de la financiación de las entidades financieras residentes en España a empresas y autónomos no ha tocado suelo y continúa en descenso y, además, lo hace con mucha intensidad”.

Según Landaburu, “para recuperar la economía y que sus efectos lleguen a la vida real de los ciudadanos es fundamental recuperar el crédito a autónomos y empresas y a los ciudadanos en general”.

Landaburu considera que “si el crédito cada vez es menor para autónomos y pymes, las posibilidades de recuperación de nuestra economía para crear empleo son más limitadas. El Gobierno de España debería reflexionar sobre esta situación que afecta de manera especial a los autónomos y microempresas”.

La secretaria general de UATAE asegura que “en todo esto hay algo que no cuadra, ya que mientras desde las presidencias de los bancos y desde los gobiernos se anuncian planes, un día sí y otro también, para aumentar la financiación a autónomos y pymes, los datos reales de crédito facilitados mes a mes por el Banco de España indican que cada vez hay menos financiación a disposición de la actividad económica real”.