La OMS dice que podría estar lista en 2015

¿Llegará a tiempo una vacuna para frenar la epidemia del Ébola?

EBO04 MONROVIA (LIBERIA), 08082014. Varias enfermeras liberianas trasladan a una víctima del ébola en Virginia, a las afueras de la capital Monrovia, en Liberia, hoy, viernes, 8 de agosto del 2014. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy de que el ébola ha causado 29 muertes en los últimos dos días en el oeste de Africa, lo que eleva a 961 los fallecidos durante el actual brote, el más grave desde que se descubrió la enfermedad hace casi cuarenta años. En Guinea Conakry, donde apareció este brote en marzo pasado, se registraron cuatro muertes en las últimas 48 horas, una en Nigeria, doce en Liberia e igual número en Sierra Leona. La OMS declaró hoy el brote de ébola en estos países como una "emergencia pública sanitaria de preocupación internacional" y solicitó a todos los países con recursos y capacidad que ayuden a contenerlo. EFEAhmed Jallanzo
EBO04 MONROVIA (LIBERIA), 08/08/2014. Varias enfermeras liberianas trasladan a una víctima del ébola en Virginia, a las afueras de la capital Monrovia, en Liberia, hoy, viernes, 8 de agosto del 2014. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy de que el ébola ha causado 29 muertes en los últimos dos días en el oeste de Africa, lo que eleva a 961 los fallecidos durante el actual brote, el más grave desde que se descubrió la enfermedad hace casi cuarenta años. En Guinea Conakry, donde apareció este brote en marzo pasado, se registraron cuatro muertes en las últimas 48 horas, una en Nigeria, doce en Liberia e igual número en Sierra Leona. La OMS declaró hoy el brote de ébola en estos países como una "emergencia pública sanitaria de preocupación internacional" y solicitó a todos los países con recursos y capacidad que ayuden a contenerlo. EFE/Ahmed Jallanzo EFE

Una vacuna contra el virus del Ébola podría estar lista en 2015, si se cumplen los plazos más optimistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los laboratorios farmacéuticos, según el director de vacunas de esa agencia, Jean-Marie Okwo Bélé.

“Se pueden aplicar procesos de urgencia (...) para que a lo largo del año 2015 se disponga de una vacuna que se pueda utilizar”, dijo Okwo Bélé en una entrevista a la emisora Radio Francia Internacional.

La farmacéutica británica GlasxoSmithKlein (GSK) es el laboratorio que tiene más avanzado el desarrollo de la vacuna, que ha probado en animales “con resultados excelentes”, agregó Okwo Bélé.

“Pensamos en el mes de septiembre para iniciar los ensayos clínicos, primero en Estados Unidos y en un país africano, que es donde están los casos. Habrá que determinar que las vacunas no entrañan efectos nocivos, que la respuesta inmunológica es excelente y determinar las dosis”, explicó.

Si los hallazgos son positivos, añadió, la vacuna puede llegar al mercado el próximo año.

El experto de la OMS indicó que GSK es solo un candidato al desarrollo del fármaco y que hay al menos “otros cuatro o cinco, que aún no están en la fase de iniciar los ensayos clínicos”.

Okwo Bélé se refirió también al suero ZMapp, aplicado de forma experimental a los dos estadounidenses infectados procedentes de Liberia.

“Se ha usado de manera precipitada, pero parece dar resultados excelentes”, indicó el directivo de la OMS, quien lamentó que aún no haya suficiente cantidad de ese producto “para utilizarlo sobre el terreno, donde está la epidemia”.

“Pero, una vez más, se puede acelerar en las próximas semanas” y “vemos que el mundo se moviliza para encontrar soluciones para frenar la propagación de esa epidemia”, subrayó el responsable de la OMS, organización que ayer declaró el brote de ébola “una emergencia pública sanitaria internacional”.

Por ahora no existe un tratamiento específico para esta enfermedad, que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados, causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Esta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central, un brote que ha causado hasta ahora 961 muertes, según datos de la OMS.