Un referente en la zona

Una joya en medio del Ampurdán

El hotel cuenta con 39 suites

Posee 'solarium', 'hammam', sauna, zona de aguas, piscina climatizada...

Fachada del hotel.
Fachada del hotel.

Es el hotel por excelencia del bajo Ampurdán (Gerona). Entre campos de siega, se encuentra esta antigua masía catalana del siglo XVIII, que fue recuperada en los años 80 por el empresario Joan Figueras, tras regresar de un viaje por la Toscana italiana y la Provenza francesa. De este inspirador recorrido nació el hotel Mas de Torrent, perteneciente a la cadena Relais &Chateaux, y que se ha convertido, con el paso del tiempo, en un referente en esta zona, frecuentada por gente chic, aquella que da importancia al valor de esas pequeñas cosas, sobre todo al bienestar físico y mental.

El hotel cuenta con 39 suites, divididas en tres tipos, en función de su ubicación. Están las que se encuentran dentro de la masía, bautizadas con nombres de flores de sus maravillosos jardines, y decoradas con piezas de anticuario. En la zona ajardinada se ubican 22 habitaciones con jardín privado. Yen la zona más apartada se disponen las estancias denominadas naranjos, a resguardo de miradas indiscretas, ya que cuentan con piscina y terraza privada y de sus paredes cuelgan tapices en honor a Picasso.

Otro de los alicientes es el spa, un espacio en el que solo tienen cabida la paz y el sosiego. Posee solarium, hammam, sauna, zona de aguas, piscina climatizada... Ofrecen la posibilidad de pasar un día en el spa, sin tener que estar obligatoriamente alojados en el hotel. La gastronomía es otro plato fuerte. De ella se ocupa el chef Jordi Garrido, que se recrea en la rica despensa local, como las anchoas de La Escala, las gambas de Palamós, las ostras o el rape del Mediterráneo. Ofrece dos menús, uno de 60 euros y otro de 78 euros. Existe la opción más informal en el restaurante de la piscina, donde ofrece una cocina más ligera. El precio de la habitación, a partir de 500 euros. Muy cerca, hay un curioso museo, de la confitura, donde se elaboran todo tipo de mermeladas.