El Gobierno de Chile es otro de los clientes de la compañía

La TIC de Murcia que digitaliza las bibliotecas de Colorado

La empresa murciana Odilo está desarrollando el soporte tecnológico para la digitalización de la red de bibliotecas públicas de este estado al oeste de EE UU

La TIC de Murcia que digitaliza las bibliotecas de Colorado

Después de casi un año de trabajo en un prototipo de libro digital, un grupo de jóvenes de Cartagena lanzó la empresa Odilo en 2011. El primer año trabajaron duro en el mercado local. El primer encargo que recibió esta empresa murciana fue del Ayuntamiento de Cartagena.

El desarrollo de una plataforma de contenidos digitales para el Instituto Cervantes –su segundo proyecto– ya les auguraba una trayectoria rápida hasta lo más alto. Tras este proyecto, vinieron muchos otros de cientos de administraciones públicas y bibliotecas de toda España.

Solo un año después entraban por la puerta grande en Latinoamérica con un encargo del Gobierno de Chile para digitalizar todas las bibliotecas del país andino.

Y el año pasado aterrizaron en Estados Unidos, uno de los mercados más competitivos y desarrollados en el sector de los contenidos digitales. Gracias a un contrato público con el Gobierno de Colorado, la empresa murciana está elaborando el soporte tecnológico para la digitalización de la red de bibliotecas estatales.

La empresa gestiona el acceso virtual a ‘e-books’, audios, vídeos y fondos editoriales

“Las tendencias en este sector, especialmente en el caso de nuevas bibliotecas, es crear centros completamente digitales”, afirma Rodrigo Rodríguez, presidente de Odilo. “De esta manera, además de todas las ventajas que se generan para los usuarios, se consigue una reducción de costes considerable”, explica.

El modelo de negocio de esta compañía se basa en un sistema de retribución variable, en el que cada cliente paga según el uso que hace de la plataforma. Tomando como ejemplo a una universidad, cada año el centro educativo pagará dependiendo del número de servicios gestionados desde la plataforma de la biblioteca online (préstamos, digitalización de obras, compra de nuevos contenidos, etc.).

Otro aspecto novedoso de Odilo, que la diferencia de otras compañías del sector, es que vende a sus clientes la tecnología para acceder al contenido digital. “La tecnología y el contenido van juntos, pero son negocios distintos”, aclara el director de la empresa.

Rodrigo Rodríguez, presidente de Odilo.
Rodrigo Rodríguez, presidente de Odilo.

El desarrollo tecnológico de productos relacionados con la gestión documental es su negocio principal, aunque también gestiona los derechos de autor y la compra de contenidos para prestigiosas editoriales, como la del grupo Thomson Reuters.

“Odilo tiene acuerdos comerciales con editoriales que proveen los contenidos, pero su negocio es el desarrollo e implementación de la tecnología que hace posible que ese material digital llegue al usuario”, precisa Rodríguez.

Cuando la biblioteca ha adquirido la tecnología, puede negociar directamente con las editoriales la adquisición de sus contenidos, “lo que permite reducir su coste hasta en una tercera parte”, indican otras fuentes de la empresa.

“La investigación es el centro de nuestra actividad”, destaca el director de Odilo. De hecho, el 70% de la plantilla se dedica a I+D. Además, la compañía murciana tiene distintos proyectos de investigación con el Gobierno de Colorado, ya que “este mercado lleva varios años de adelanto en el desarrollo de software especializado”, comenta Rodríguez.

Asimismo, han impulsado, junto con la Universidad de Cartagena, la creación de una cátedra para colaborar en formación, investigación y prácticas en el área de los sistemas de gestión de archivos y bibliotecas.

A través de esta iniciativa, la empresa murciana financia actividades formativas y de investigación, entre las que se incluyen becas para estudiantes de últimos cursos, un premio al mejor Proyecto de fin de carrera en Ingeniería de Telecomunicación y la contratación de recién titulados de la Universidad de Cartagena. El objetivo es conseguir a los jóvenes mejor preparados.

Libros en la ‘nube’ para diputados y senadores

Ingenieros de software y documentalistas de Odilo.
Ingenieros de software y documentalistas de Odilo.

La plataforma de gestión de contenido electrónico desarrollada por Odilo, especialmente idónea para bibliotecas y administraciones públicas, permite integrar el fondo bibliotecario existente en una nueva plataforma completamente digital y en la nube (disponible a través de internet).

En esa nueva plataforma va ganando peso el contenido digital (e-books, audios y vídeos) adquirido mediante acuerdos con editoriales, así como nuevo contenido autoeditado (por ejemplo, en el caso de una universidad, libros y materiales de los docentes, trabajos de los alumnos, etc.).

Otro producto es el software para el préstamo de libros electrónicos, que utilizan, entre otros clientes, el Congreso de los Diputados y el Senado.

Datos básicos

Empleados de la empresa en la sede central de Cartagena.
Empleados de la empresa en la sede central de Cartagena.

Negocio exterior
En el primer semestre de este año, el 80% del volumen de negocio de la empresa murciana procedió del exterior. Esta cuota de mercado se reparte casi a partes iguales entre Estados Unidos y América Latina. El 20% restante de las ventas se genera en España, donde las administraciones públicas son los clientes más importantes de Odilo.

Crecimiento
El año pasado la empresa murciana facturó un millón de euros. La expectativa de sus directivos para el presente ejercicio, y teniendo en cuenta los datos del primer semestre, es lograr un crecimiento del 125%.

Empleados
La empresa es muy joven (empezó sus actividades como tal en 2011). La juventud de sus empleados refleja lo breve de su trayectoria. El casi medio centenar de trabajadores de la compañía tiene una edad media que no supera los 35 años. El 70% del personal se dedica a proyectos de investigación y desarrollo.

Sedes
Además de la oficina centralde Cartagena (Murcia) y las delegaciones de Madrid, Barcelona y Granada, Odilo tiene sedes en México y Miami. Asimismo, cuenta con socios comerciales en el sector editorial de EE UU. La empresa trabaja para entidades públicas, privadas e industrias de todo el mundo.