La Guerra de hace 100 años

La Guerra de hace 100 años

1 de agosto de 1914

"Cuando usted reciba esta carta, la guerra se habrá declarado".

Gaziel


31 de julio de 1914

"A las 10 en punto de la mañana del viernes [31 de julioo] se colgó un aviso en la puerta de la Bolsa [de Londres] anunciando que quedaba cerrada hasta nuevo aviso, algo que sucedía por primera vez desde su fundación en 1773".

Liaquat Ahamed, Los señores de las finanzas, trad. de Jorge Paredes, Barcelona, Planeta, 2009 (Tit. or. Lords of finance), p. 49.

"4 de agosto 1914.

La invasión alemana de Bélgica, y la consiguiente implicación de Gran Bretaña, convirtió lo que hubiera sido una guerra continental en una guerra mundial. El imperio británico se extendía por todo el planeta (...)

Alemania estaba en guerra con Rusia, Francia, Gran Bretaña, Luxemburgo y Bélgica. Supuestamente, para apoyar a Austria, aunque este país todavía estaba en paz con todas esas naciones. (...) En Berlín cundió el pánico al ver avanzar solas a las tropas alemanas.

El 5 de agosto [Berlín advirtió a Austria] que si seguía manteniéndose al margen, Alemania tendría que negociar la paz.

El 6 de agosto, Viena superó sus reticencias y declaró la guerra a Rusia".

David Fromkin, Europe's last summer, Londres, RamdomHouse (Vintage), 2005, pp. 249-250.

"23 de agosto de 1916

Sobre las ruinas, al igual que sobre todas las partes peligrosas del terreno, hay un pesado olor a muerte. El dulzor pesado de esta atmósfera no solo es nauseabundo; unido a la bruma punzante de la pólvora, provoca también una excitación casi visionaria (...) En momentos como estos, no experimento miedo como tal sino una especie de deslumbramiento exaltado, casi demoníaco".

Ernst Jünger, Storm of Steel, traducido del alemán por Michael Hofmann, Londres, Penguin, 2003 (Tit. or.: In Stahlgewittern), pp. 92-93.

"10 de febrero de 1917

Desde el 2 de agosto de 2014 hasta hoy, los acontecmientos no han cesado de evolucionar hacia una extesión y una amplificación creciente de la guerra. Estamos bien lejos de la concepción incial, de la idea de partida. Se pensó que en unas semanas, quizá en unos meses a lo sumo, el choque de dos ejércitos organizados dirimiría el conflicto. Este cálculo se ha demostrado completamente equivocado. La inmensa acumulación de capital del mundo contemporáneo alimenta una guerra (...) que crece en todos los sentidos, no solo por la incorporación de países beligerantes que, al principio, se creían a salvo como meros espectadores de la lucha, sino también por la puesta en marcha de todas las fuerzas y todos los recursos de los combatientes. Lo nunca visto en la historia se ha producido".

Jacques Bainville, L'Allemagne, tome I, Paris, Librairie Plon, 1939, p. 197

"La guerra que comenzó en 1914 fue un desastre para Europa. No solo acabó con 10 millones de vidas... también dejó a varios millones de personas mutiladas o atemorizadas para siempre. Quizá esto no fuera tan doloroso si la guerra hubiera creado una Europa más estable, más segura. Pero ocurrió todo lo contrario. En junio de 1914, Europa era un lugar próspero y habitable en general, mientras que en el otoño de 1918, al final de la guerra, el caos y las turbulencias reinaban en una gran parte del continente".

Raffael Scheck, Germany, 1871-1945 A concise history, Nueva York, Berg, 2008, p. 87.

*Gaziel, Diario de un estudiante. París 1914 , trad. der José Ángel Martos Martín, Barcelona, Diéresis, 2013, p. 15. (Tit. or.: París 1914. Diari d'un estudiant).

Foto: Monumento a los feriantes belgas muertos durante la I y la II Guerra Mundial (B. dM., 30 de julio de 2014).

Normas