Para asegurar la estabilidad en el accionariado de FCC

Pacto entre Esther Koplowitz y la banca para prorrogar cinco años su financiación

Esther Koplowitz, junto al consejero delegado de FCC, Juan Béjar. Ampliar foto
Esther Koplowitz, junto al consejero delegado de FCC, Juan Béjar.

Esther Koplowitz, la principal accionista de la empresa de servicios FCC, ha alcanzado un acuerdo con BBVA y Bankia con respecto a la deuda que soporta B-1998, la sociedad patrimonial de la empresaria a través de la cual controla el 50,03% de FCC. Koplowitz y los bancos están tratando de poner en marcha para finales de este año una línea de financiación a cinco años que asegure una total estabilidad en este periodo, tan crucial para un exitoso cambio de tendencia en FCC.

Mientras, prosiguen las negociaciones con la banca para llevar a cabo un aumento de capital en FCC, una operación que, según fuentes conocedoras, será beneficiosa dado que no solo fortalecerá el balance, sino que permitirá canjear por acciones el tramo B de la deuda que por su alto costo, el potencial de dilución para los actuales accionistas y por sus convenios restrictivos están ralentizando la recuperación de la empresa. En la última junta de accionistas celebrada en junio se estructuró buena parte de la deuda bancaria en dos tramos: el A, de 3.162 millones de euros, y el B, de 1.350 millones.

Koplowitz, además, busca un socio para su sociedad patrimonial. La empresaria va a seguir analizando en la próximas semanas la mejor propuesta posible para recibir a un socio en B-1998 y continuar manteniendo de esta manera el control en FCC.

Recientemente, recorrió por los mercados el posible interés del financiero estadounidense George Soros por entrar en el capital del holding, unas conversaciones que fueron confirmadas por la sociedad que, sin embargo, aún no se han materializado.