Vodka con 0% de impurezas
Esteban y Fernando Banús.
Esteban y Fernando Banús.

Gran Canaria y su secreto: Blat, el vodka más puro del mundo

La botella cuesta menos de 30 euros

“Blat no deja resaca”, aseguran los hermanos Banús

Lo último en lo que se piensa cuando se oye la palabra vodka son palmeras y playas. Y, quizás, vaya siendo hora de cambiar esta percepción. Ingenio es una localidad de Gran Canaria que debe su nombre a la plantación de la caña de azúcar, el principal ingrediente del ron, que se cultivó allí antes de exportarlo al Caribe. En esa zona, bajo su impenitente sol, se fabrica Blat, el único vodka del mundo que ha recibido la certificación de las autoridades sanitarias estadounidenses de que cada botella contiene un 0% de impurezas. A esta bebida, por eso, se la puede considerar el vodka más puro del mundo.

Sus autores son Esteban y Fernando Banús, dos discretos hermanos de origen tarraconense afincados en la isla desde los años noventa. Ese 0% certificado, aseguran con indisimulado orgullo, no es un dato menor. “Blat no te nubla la mente. Y, sobre todo, no deja ninguna resaca”. Todo, a unos 30 euros la botella.

La familia Banús lleva fabricando licores desde finales del siglo XIX. Cuando España entró en la CEE, su padre vendió la compañía. Los dos hermanos, sin embargo, decidieron quedarse con la planta canaria que habían construido en 1982.Fue allí donde empezaron a experimentar hasta descubrir un proceso propio de destilado y filtrado que les permitía controlar las impurezas.Todo lo relacionado con el método es secreto: las visitas a la planta están prohibidas.

Decidieron salir al mercado. El español, sin embargo, aún no aprecia la gama alta. “Seguimos aferrados a la ginebra: aún no estamos preparados para un vodka premium”, explica Esteban Banús. Por eso fueron a EE UU, país que junto a Alemania y Suiza absorbe la mayor parte de las 300.000 botellas anuales de Blat que producen. Allí no han tardado en convertirse en el vodka de celebrities como Russel Crowe o la familia Hearst.