Sus acciones volvían a estar en caída libre

La CNMV lusa suspende la cotización de Banco Espírito Santo

Una sucursal del Banco Espirito Santo (BES) en Lisboa. EFEArchivo
Una sucursal del Banco Espirito Santo (BES) en Lisboa. EFE/Archivo

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), el regulador portugués de los mercados, ha acordado suspender la cotización de los títulos de Banco Espírito Santo (BES), a pesar de que faltaba menos de una hora para que cerrara el parqué de Lisboa. 

El regulador ha tomado esta decisión después de que los títulos entraran en caída libre, hasta llegar a desplomarse un 51%, hasta negociarse a tan solo 0,12 euros. Hace tan solo tres meses, los títulos del banco portugués llegaban a valer 1,4 euros.

El Banco de Portugal lleva varios días intentando que inversores privados entren en el accionariado y aporten capital para restaurar el maltrecho balance, muy menguado desde que la entidad anunciara unas pérdidas semestrales superiores a los 3.600 millones de euros. Sin embargo, esta alternativa parece cada vez más difícil.

El banco estadounidense Goldman Sachs ha comunicado hoy mismo que su participación en Espírito Santo se ha reducido por debajo del umbral del 2%, lo que justifica en buena medida el desplome de hoy de las acciones de BES.

En concreto, Goldman Sachs se deshizo el 23 de julio de un total de 4,44 millones de acciones del banco portugués, reduciendo su participación en BES a 107,18 millones en acciones e instrumentos financieros, que equivalen al 1,91% del capital social de la entidad.