Christopher Beard

Un ejecutivo de código abierto

Su formación no hacía presagiar que terminaría en el mundo de la informática. Pero los retos no asustan a Chris Beard, que ahora asume el de dirigir Mozilla

Caricatura de Chris Beard, nuevo consejero delegado de Mozilla Corporation.
Caricatura de Chris Beard, nuevo consejero delegado de Mozilla Corporation.

Cuando internet empezaba a entrar en la mayoría de los hogares y su uso comenzaba a ser habitual entre la población, las enormes posibilidades de la red estaban limitadas a lo que dictaban las grandes compañías del sector. Pero un grupo de desarrolladores, diseñadores y otros profesionales se propusieron acercar esta tecnología a todo el mundo desde un punto de vista diferente. La comunidad Mozilla empezaba a forjarse y entre sus miembros se encontraba el que desde esta semana es oficialmente consejero delegado de la corporación que distribuye sus productos estrella, Christopher Beard (Canadá, 1973).

Más conocido como Chris, el directivo de Mozilla Corporation no fue parte oficial de la compañía hasta 2004, pero empezó a creer en lo que aquel grupo de idealistas de internet proponía desde que la iniciativa empezó a moverse en 1998. Ese año, se produjo un hito para los defensores del código abierto, entre los que se encontraba –y se encuentra– este canadiense, la liberación del código de Netscape que Beard descargó en cuanto estuvo disponible.

Y es que, aunque ha estado relacionado con la comunidad Mozilla prácticamente desde que esta echó a andar, sus estudios no parecían encaminar su vida hacia el mundo de la tecnología. Titulado Bioquímica y Económicas en la Universidad de Ottawa, sus pasos profesionales se fueron dirigiendo poco a poco hacia los sistemas informáticos que tanto le fascinan. Antes de entrar en la empresa que hoy dirige, trabajó en algunos proyectos del gobierno de Canadá e impulsó su propia empresa: The Puffin Group. Esta startup, basada ya en la filosofía del software libre, supuso su salto a la bahía de San Francisco –meca de las empresas tecnológicas–, al ser adquirida por Linuxcare. Tras su paso por esta última compañía y por el gigante HP, Beard se introdujo en el mundo del marketing y mejoró sus conocimientos sobre el mundo empresarial. Formado en el terreno de los negocios internacionales en la escuela de negocios ESADE y MBA por la Universidad de Edimburgo, el dirigente de Mozilla recibió de esta institución el premio John McFarlane al liderazgo.

Esas habilidades ejecutivas en las que ya destacaba han seguido desarrollándose desde entonces. Al anunciar su nombramiento, la presidenta de la Fundación Mozilla (a la que pertenece Mozilla Corporation), Mitchell Baker, elogió la diligencia con la que Chris Beard ha trabajado en todos los puestos que ha ocupado en la empresa. Ese es para ella, y para el resto de miembros de la junta directiva, el punto fuerte del joven directivo canadiense: su profundo conocimiento del funcionamiento de la comunidad y de la peculiar compañía que le ha tocado dirigir.

Y es que esta corporación tiene como objeto desarrollar y distribuir los principales productos creados por la fundación de software libre de la que es filial –como el navegador Mozilla Firefox o el cliente de correo electrónico Mozilla Thunderbird –. La Fundación es su única propietaria y sus beneficios están siempre destinados a mejorar la tecnología y los productos de Mozilla.

Aunque su nombramiento oficial se ha producido hace pocos días, Chris Beard lleva desde abril dirigiendo la empresa como interino tras la salida de su predecesor en el cargo, Brendan Eich (que se vio obligado a renunciar por la polémica que suscitó su apoyo a causas en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo).

Los miembros de la junta directiva de Mozilla destacan su profundo conocimiento de esta peculiar compañía

Tal vez el ejecutivo canadiense no cuente con los conocimientos técnicos de Eich, inventor del lenguaje de programación JavaScript, pero sí podrá echar mano de sus habilidades como gestor. Actualmente, son varias las áreas en las que el canadiense tendrá que concentrar su atención. Dispositivos tradicionales, móviles, servicios en la nube, redes sociales o big data, son solo algunos de los ámbitos en los que internet se ha desarrollado en los últimos tiempos y en los que Mozilla tendrá que estar presente para mantener su relevancia en el mundo de la tecnología.

Considerado un visionario por quienes han trabajado a su lado, Chris Beard también tuvo la oportunidad de tomar distancia con la empresa durante su año en la firma de capital riesgo Greylock Partners.

Tras este cambio, se espera que su vuelta a Mozilla suponga también el regreso de esa creatividad que siempre le ha caracterizado y de la que la compañía necesita empaparse para volver a sus tiempos de esplendor. Aunque son muchos los retos que esta comunidad de software libre tiene por delante parece que la mayoría de sus miembros coinciden en dar la bienvenida de nuevo a uno de los suyos.