La profesión de cartero, desde 1756

Correos, más de 300 años de entregas

Correos pasó a ser responsabilidad del Estado, de la mano del rey Felipe V, en 1706

Sus antecedentes se remontan a la época del imperio romano

Correos, más de 300 años de entregas Ver fotogalería

El año 1706 marcó el nacimiento de Correos en España. Fue entonces, durante el reinado del primer Borbón, Felipe V, cuando el servicio postal español pasó a ser gestionado por el Estado.

En la actualidad, Correos tiene una cifra de negocio de 1.605,1 millones de euros, da empleo a más de 53.000 personas y gestiona unos 3.600 millones de envíos cada año. En 2013, arrancó la primera fase de un plan dirigido a convetir el grupo en un operador global de soluciones de comunicación y paquetería que, además de cartas, ofrece oficina postal virtual, e-commerce, logística inversa, pick and packing, notificaciones electrónicas seguras, e-administración, smart cities, y e-card.

Cronología

1706. Correos pasó a ser responsabilidad del Estado, de la mano del rey Felipe V.

1756. Nació la profesión de cartero con la creación del Cuerpo de Carteros en España.

1889. Se creó el Cuerpo de Correos en España, por lo que los carteros empezaron a tener cada vez más presencia en todas las poblaciones.

1979. Las primeras mujeres empezaron a acceder a plazas de carteras urbanas por medio de oposiciones.

2000. Correos estrenó su actual régimen jurídico, el de Sociedad Anónima Estatal.

2003. Los servicios postales españoles abrieron su oficina postal virtual.

2012. Correos se integró en el grupo SEPI.

2013. Se pone en marcha el plan de acción 100-300-1.500.

2014. Correos ha lanzado HomePaq y nuevas PDA, entre otras novedades.

Con unos antecedentes que se remontan a la época del imperio romano, con las primeras estaciones postales y el primer servicio de postas público en España, Correos creó el Cuerpo de Carteros en 1756 y puso en marcha los buzones en 1762.

Ya a mediados del siglo XIX, cuando el código Morse facilitaba la retransmisión de noticias en tiempo real a cualquier lugar del mundo, se dispuso una flota propia de Correos de transporte por carretera. Los servicios telegráficos empezaron a funcionar y se inventó el sello de Correos como pago de los envíos. Estos tres hitos tuvieron lugar en 1850. Seis años más tarde, se puso en marcha el primer vagón postal en el tren de la Línea del Mediterráneo y, en 1889, se creó el Cuerpo de Empleados de Correos.

La modernización de los servicios postales españoles comenzó en el siglo pasado, con las cartas urgentes, los giros y los servicios bancarios en 1911, la creación del servicio aeropostal en España en 1919 y la instalación de buzones domiciliarios en 1962.

Por otra parte, las primeras mujeres que accedieron a los puestos de distribución de correspondencia empezaron su trabajo en 1979.

En 1981, el código postal como fórmula de clasificación automática del correo supuso un avance en la eficiencia de Correos.

Con la entrada de España en la UE, se realizaron grandes inversiones en infraestructuras y tecnología para la modernización de los servicios de correo. En 1990, la red de oficinas postales se sometió a una informatización total.

El siglo XXI ha supuesto la incorporación de medios innovadores para adaptarse a los cambios de la sociedad. Después de convertirse en Sociedad Anónima Estatal, Correos arrancó en 2002 su plan de automatización en 17 centros logísticos en toda España, que cuentan con máquinas que clasifican 40.000 cartas por hora. En 2003, el servicio postal abrió su oficina virtual en su página web, mientras que, en 2005, los carteros urbanos y rurales empezaron a usar unas PDA para registrar la entrega de envíos.

En 2006 se lanzó el control de calidad de Correos por radiofrecuencia, que más tarde sería usado en otros países. El nuevo centro de proceso de datos de Correos, abierto en 2009, multiplica por cinco su capacidad de memoria, gestión y procesamiento, y por 15 su capacidad de almacenamiento. Dos años después, se implantó el plan de automatización de paquetería con el fin de dar mejor servicio al e-commerce. Fue en 2012 cuando Correos quedó integrado en el grupo SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El camino hacia la diversificación y la reinvención de los servicios postales

Correos, más de 300 años de entregas

Correos puso en marcha en 2013 el llamado plan de acción 100-300-1.500, cuyo propósito era transformar a la entidad en “el mejor proveedor de servicios de comunicación físicos, electrónicos y de paquetería del mercado postal español”, gracias a las sinergias con sus filiales Correos Express, Nexea y Correos Telecom.

La compañía está inmersa en su transformación, que pasa por cinco grandes líneas estratégicas. Para alcanzar la diversificación efectiva de la actividad e ingresos de Correos y superar la excesiva dependencia del negocio postal tradicional, se ha aumentado la presencia del grupo en los servicios de paquetería.

En cuanto a innovación, se ha logrado la movilización del sistema de notificaciones telemáticas seguras y se ha convertido a las 2.400 oficinas postales en una puerta de entrada a la administración electrónica.

Otros pilares de este plan de acción giran en torno a la eficacia comercial, la optimización operativa (para aprovechar al máximo la fortaleza de la capilaridad de su red de oficinas y de distribución), y el desarrollo del modelo organizativo interno de Correos, para ganar en agilidad.