La City

Moncloa echa humo

El Palacio de la Moncloa es, por razones obvias, un lugar con una intensísima actividad diaria. No obstante, esta semana ese ritmo se ha convertido en absolutamente infernal. Y no solo porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se haya visto con el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con los representantes de la patronal y los sindicatos o con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. Altos cargos de varios ministerios, especialmente los de Hacienda, han estado y están concentrados (en el más estricto sentido futbolístico) en Moncloa con el fin de llegar al último Consejo de Ministros de la temporada con los deberes bien hechos. La reforma fiscal y la esperada aparición pública de Rajoy previa al periodo estival así lo aconsejan. ¿Habrá alguna sorpresa?