Tras la contracción de principios de año por el temporal

EE UU crece más de lo esperado a un ritmo del 4% en el segundo trimestre

La economía de los Estados Unidos creció a un ritmo anual del 4  en el segundo trimestre de este año, después de registrar una contracción del 2,1% entre enero y marzo, según informó hoy el Departamento de Comercio.

En el primero de sus tres cálculos del producto interior bruto (PIB) trimestral, el Gobierno informó de que el gasto de los consumidores -que en EE UU equivale a más de dos tercios de la actividad económica- creció un 2,5% entre abril y junio.

La mayoría de los analistas había calculado un ritmo anual de crecimiento del 3,2% en el segundo trimestre.

Estados Unidos tuvo un invierno particularmente frío y con repetidas tormentas de nieve que paralizaron las actividades en buena parte del país.

El único sector que fue un lastre en la reactivación del segundo trimestre fue el comercio exterior, con un incremento del 11,7% en las importaciones, frente al 9,5% de aumento experimentado por las exportaciones.

La inflación, medida por el índice de precios en gastos de consumo, que la Reserva Federal toma como referencia para su política monetaria, fue del 2,3% entre abril y junio, comparada con el 1,4% del primer trimestre.

El sector privado creó 218.000 empleos en julio

Por otro lado, las empresas de Estados Unidos crearon 218.000 puestos de trabajo durante el pasado mes de julio en comparación con junio, cuando registró su mejor dato desde noviembre de 2012 al crear 281.000 empleos, según refleja el informe elaborado por la consultora privada ADP.

En concreto, el informe de la ADP indica que el sector servicios incorporó 202.000 nuevos trabajadores en junio, cifra inferior a los 230.000 del mes anterior, mientras que el sector de producción de bienes generó 16.000 empleos, por debajo de los 43.000 de junio.

Respecto al comportamiento de sectores concretos, el informe destaca que la construcción creó 12.000 empleos en junio, menos de la mitad que el mes anterior, mientras que en el sector manufacturero la creación de empleo descendió hasta las 3.000 personas.

Por su parte, el grupo que engloba los datos del comercio, el transporte y las empresas de servicios públicos creó 52.000 puestos de trabajo frente a los 56.000 de junio, mientras que los servicios financieros generaron 9.000 empleos, un 25% menos que el mes anterior, y los servicios profesionales y de negocios 61.000 empleos, 18.000 menos.

Asimismo, la ADP apunta que el empleo entre las grandes empresas aumentó en 41.000 empleados, mientras que las pequeñas empresas crearon 84.000 nuevos puestos de trabajo y las medianas, 92.000.

El presidente y consejero delegado de ADP, Carlos Rodríguez, destacó que pese a este descenso en el mes de julio, el dato de creación de empleo se sitúa por cuarto mes consecutivo por encima de las 200.000 personas.

Por su parte, el economista jefe de Moody's Analytics, Mark Zandi, añadió que el dato sigue siendo coherente con una mejora firme del mercado laboral y aseguró que a este ritmo de creación de empleo, el paro bajará con rapidez.

“Los despidos están todavía reduciéndose y las contrataciones aumentando. Si sigue la tendencia, la economía llegará al pleno empleo a finales de 2016”, agregó.