Examínese antes de vender por internet

Examínese antes de vender por internet

¿Vender o no vender a través de la red?, Esta es la clásica pregunta que se hacen multitud de pequeñas empresas que aún ofrecen sus productos o servicios únicamente por las vías tradicionales, pero ¿deben dar el salto al e-commerce todas las pymes? Hay que contestar con un rotundo no. Primero tendrá que analizar varios aspectos esenciales de su negocio, sus recursos humanos y técnicos y, esencial, de su departamento financiero ya que lograr ingresos vía online, requiere una inversión contante y sonante.

 ¿Se venden mis productos online? El comercio electrónico, según los últimos datos oficiales, a octubre de 2013, genera un volumen de negocio de 3.291 millones de euros, es decir, un 22% más que un año antes, pero eso no significa que a todos les vaya igual de bien. El turismo sigue siendo la actividad con mayor volumen de negocio, con las agencias de viajes y el transporte aéreo generando un tercio del volumen total, sin embargo el primer puesto en cuanto al número de transacciones lo ocupa la compra-venta de discos, libros, periódicos y papelería, seguido de las agencias de viajes y operadores turísticos. En cuanto a la moda, ha experimentado el mayor crecimiento en e-commerce de los últimos dos años. Por el contrario el sector consumo no acaba de despegar. Haga un estudio de mercado para saber exactamente las posibilidades de venta de tu producto.

¿Qué inversión necesito? Las pymes españolas que se lanzan a vender por internet destinan una media de 3.500 euros para montar un e-commerce, según desvela un estudio realizado por Portobello Innova, que cifra en 19.000 euros la inversión necesaria el primer año para que el salto a la venta online sea rentable. De ese dinero unos 7.500 euros se destinarán al diseño y programación de la plataforma web para vender profesionalmente. Los 11.500 euros restantes se deben invertir en marketing online y publicidad (anuncios en buscadores, redes sociales, marketing por correo electrónico, etc), por lo que desglosado en porcentajes implica que debemos destinar un mínimo del 40% del gasto inicial para la tienda en la programación, diseño y tecnología de la plataforma (no solo la página web) y al menos entre el 50% y el 60% de la inversión total del proyecto a marketing y publicidad el primer año.

¿Puedo afrontar esa inversión… y más? Es esencial concienciarse de que es un proceso que empieza a dar sus frutos a medio o largo plazo. No vale con montar la página web y echarse a dormir esperando que el cliente llegue. Solo con eso, no llegará. Es importante tener una estrategia clara, objetivos definidos y estar dispuestos a cambiar estructuras y procesos si fueran necesarios, para adaptarse a este nuevo medio. Las plataformas de ventas están en continua transformación por lo que no será descabellado pensar que habrá que ir invirtiendo para no quedarnos obsoletos.

¿Puedo hacerlo solo? Posiblemente invertir en un asesoramiento profesional le va a salir rentable a medio plazo. Según el estudio de Portobello Innova, pese a la importancia que le da la pyme al mundo online, un 86% de las empresas consultadas reconocen que no tienen conocimientos de marketing digital, un problema que la mayoría soluciona con formación (53%) o con la contratación de un proveedor externo (40%). Y es que tras montar el negocio online recuerde que hay que vender y para eso hay que promocionarse. No le estamos hablando de una campaña de publicidad tradicional que no está a su alcance pero sí de una buena estrategia para que parte del mercado sepa que existe.