Entrevista con el director general del FROB

“Hemos normalizado la banca y ahorrado mucho dinero”

Antonio Carrascosa, director general del FROB.
Antonio Carrascosa, director general del FROB.

Nació en Madrid, de padres jienenses. Antonio Carrascosa pasará quiera o no a los anales de la historia financiera. Ha sido el primer, y espera ser el último, responsable del Estado en poner a la venta una parte muy importante del sistema bancario. La consigna de Bruselas era vender o liquidar, y siempre es mejor lo primero. "Es mucho menos costoso y se salvan los depósitos de millones de clientes; además, las subastan han contribuido a normalizar el sistema bancario y han posibilitado la bajada de la prima de riesgo y un ahorro al Tesoro de 14.000 millones". Tras la venta de Catalunya Banc, se toma unas merecidas vacaciones.

“Banco de Valencia hubo que venderlo en un plazo muy corto”

J. A. V. / A. G.

Con Banco de Valencia no hubo otra alternativa que vender en un plazo muy corto, para evitar una liquidación. Con Catalunya Banc hemos dispuesto de más tiempo y hemos obtenido un resultado mucho más positivo”.

 “Al final, alguien paga los excesos y la mala gestión de una entidad. La lección principal es que la crisis bancaria, cuanto más se tarde en tomar medidas, más caro será el rescate. Hay muchos ejemplos en EE UU y Japón. Se ha comprobado que aumentar el capital no soluciona el problema, como se vio en España en 2011: hay que sanear antes”.

Pregunta. A la tercera va la vencida. El FROB ha logrado vender Catalunya Banc a BBVA el pasado lunes, operación que pone fin a las subastas de bancos nacionalizados. ¿Está satisfecho de esta venta y del dinero obtenido? ¿Se podía haber sacado más?

Respuesta. BBVA ha comprado Catalunya Banc por 1.187 millones. Ha sido un proceso muy duro desde el punto de vista técnico. La venta de la cartera hipotecaria de Catalunya Banc ha sido la mayor que se ha realizado en Europa. Su subasta ha sido muy complicada porque había que estudiar el vehículo más idóneo que tuviera un efecto neutro fiscal para el comprador, que no se produjera mucha deuda pública ni ayudas públicas... Pero ha salido bien. Que dé un paso al frente si alguien pensaba que se iba a lograr 3.600 millones por una cartera hipotecaria de 6.400 millones.

Uno de los objetivos de esta venta era conseguir el mayor valor para el conjunto de la entidad. Pero también atraer a bancos medianos a la subasta de Catalunya Banc. Inicialmente se interesaron unas 10 firmas, con dos fondos, dos entidades extranjeras y varios bancos españoles. Queríamos abrir la puja a más entidades, no solo a la gran banca. Esa es una de las razones por las que vendimos la cartera: facilitar que banca mediana como Bankinter, Kutxa o Ibercaja participaran. Creo que hemos cumplido el primer objetivo, pero el segundo, no.

P. ¿Pero al final solo presentaron ofertas los tres grandes?

R. No está demasiado mal. Société Générale también estuvo muy interesado, tanto que llegó a superar en tiempo dedicado a alguno de los grandes bancos españoles en el estudio de Catalunya Banc, pero al final no presentaron oferta.

P. ¿Esperan nuevas subastas, ayudas o fusiones por cuestiones de solvencia?
R. No. Tampoco prevemos nuevas fusiones por razones de necesidad. Dentro de un tiempo es posible que se produzcan, pero serán fusiones estratégicas.

P. ¿Sorprendió al FROB y al propio BBVA que hiciera la oferta más alta?
R. El banco siempre nos dijo que estaba muy interesado, aunque al final, sí, resultó una sorpresa en general.

P. Usted dijo que había ofertas inaceptables, ¿por qué?
R. La oferta de BBVA era la mejor con diferencia. Había elementos de las otras dos que no eran aceptables. Una exigía una garantía que subía mucho el precio y ponía positiva la oferta, pero ya se había hablado con Bruselas y la había descartado. Las garantías que pedía no se podían dar. Otra oferta reclamaba una ampliación de capital a costa del FROB muy cuantiosa. Era imposible. Inaceptables.

P. ¿Considera un fracaso no haber logrado devolver las ayudas?
R. La pérdida de las entidades se produce en el momento de su recapitalización, que va a cubrir pérdidas. Hay que poner el foco donde se ha generado esa pérdida. La alternativa a la recapitalización de una entidad es su liquidación y esta medida es mucho más costosa, por eso siempre hemos decidido recapitalizar. Liquidar CX se habría acercado a los 18.000 millones de coste, y los depositantes de más de cien mil euros habrían perdido parte. Y una vez recapitalizado intentamos recuperar lo más posible. Siempre hay críticas. ¿Por qué no se ha vendido antes una entidad?, o ¿por qué no se ha esperado más? Nunca se sabe. Según los licitadores, habría que haber inyectado más ayudas. Cuando hay que valorar una reestructuración tienes que considerar más factores que las ayudas.

El Tesoro se ha ahorrado casi 14.000 millones sobre los intereses presupuestados en estos dos años por la normalización del sistema bancario al descender la prima de riesgo en más de 500 puntos. Hay que entender que la banca es el centro neurálgico de la economía de un país. Hay que tener en cuenta todos los factores, no solo uno. Si se analizan todos los procesos de subasta, han sido claramente positivos.

P. ¿Qué planes hay para Bankia?
R. Bankia es una entidad bien reestructurada. Confío en poder recuperar la máxima cantidad posible de las ayudas que se le han inyectado. Esperaremos a que se recupere el mercado para pensar en vender a inversores institucionales otra parte. Todo depende del mercado. El plazo para la privatización es más flexible que para la venta de Catalunya Banc, Novacaixa Galicia o BMN. Bankia está estabilizada. No hay prisa para vender otro paquete de Bankia. Veremos la evolución de su cotización. Hay un precio de referencia, 1,51 euros, que es al que colocamos el anterior paquete en el mercado.

P. ¿BMN podrá venderse este año, como creen los gestores?
R. El caso de BMN es distinto. Tenemos intención de vender nuestra participación en el mercado y para eso tiene que cotizar. La idea es que salga a Bolsa y luego colocar algo de la participación que tiene el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Consideramos que es mejor que su estreno en Bolsa sea a principios del año 2015. Habría que esperar a octubre tras los test de estrés para hacerlo; por eso es mejor en 2015.

P. ¿Qué debemos hacer con los malos gestores?
R. Yo diferenciaría entre un gestor negligente o poco prudente, que debe ser cesado, y un gestor que haya cometido irregularidades, al que habrá que llevar a la justicia.

P. ¿Y con los auditores?
R. La función del auditor es esencial en una economía de mercado, ya que con su trabajo se emiten señales sobre la fiabilidad de las cuentas de una empresa y se permite una homogeneización en la aplicación de las normas. Eso requiere mucho rigor técnico y mucha independencia.