El acuerdo es con el Ministerio de Defensa británico

Ferrovial se adjudica tres nuevos contratos por 3.545 millones

El consorcio participado por la compañía gestionará 105 recintos militares

Santiago Olivares, consejero delegado de Ferrovial Servicios
Santiago Olivares, consejero delegado de Ferrovial Servicios

El consorcio formado a partes iguales por Amey, filial de Ferrovial Servicios, y la empresa británica Carillion se ha adjudicado tres nuevos contratos con el Ministerio de Defensa británico. Mediante el el acuerdo se gestionará el mantenimiento de 105 recintos militares en Reino Unido durante cinco años, prorrogables por cinco más.

El valor conjunto mínimo es de 955 millones de libras (cerca de 1.200 millones de euros), y puede alcanzar los 2.800 millones de libras (unos 3.545 millones de euros)incluyendo las extensiones y servicios adicionales, según informó la compañía española.

La duración acordada para los contratos es de cinco años, aunque serían ampliables cinco años más. El consorcio será el encargado del mantenimiento de las instalaciones y de la construcción de nuevos edificios de los recintos militares dependientes del Ministerio en tres regiones, Central, Sudeste y Sudoeste. El valor mínimo de cada uno es de 432 millones de libras, 258 millones y 265 millones respectivamente.

En cada uno de los centros militares se implantarán sistemas de gestion orientados a la mejora de la eficiencia energética.  Además, en dos recintos de la región Sudoeste el consorcio gestionará los servicios de catering y limpieza, aparte de otras labores de mantenimiento. Estos tres contratos se enmarcan dentro del programa Next Generation Estates Contracts llevado a cabo por el Ministerio de Defensa para mejorar sus infraestructuras.

Este contrato sigue en la línea del conseguido recientemente por el consorcio participado por Ferrovial Servicios por el cual se adjudicaban el mantenimiento y mejora de más de 49.000 viviendas militares en Reino Unido y 30 recintos de Defensa en Escocia e Irlanda del Norte. El valor de aquel contrato rondaba los 945 millones de euros.

Según la compañía, pretenden seguir con su compromiso con el desarrollo de las comunidades en las que actúa Amey al igual que Carillion, trabajará con proveedores locales y colaborará con la Armed Forces Corporate Covenant, organismo que ayuda a antiguos militares a encontrar empleo, además de gestionar a los reservistas en Reino Unido.