Contempla la rescisión de créditos por valor de 131 millones

Banco Popular recusa el convenio de Nozar

Juan Carlos Nozaleda. Ampliar foto
Juan Carlos Nozaleda.

Banco Popular ha presentado, al juzgado mercantil número dos de Madrid, un recurso de reposición a la propuesta de convenio de acreedores presentada por Nozar, que contempla la rescisión de créditos por valor de 131 millones de euros.

La entidad financiera advierte en su escrito, al que ha accedido este diario, que dicha propuesta “vulnera abiertamente” la Ley Concursal, “carece de todo rigor” y es “un auténtico despropósito jurídico”. De acuerdo a fuentes jurídicas, la administración concursal de Nozar, integrada porCristina Jiménez Savurido, y Luis Aurelio Martín Bernardo, también se ha opuesto, con argumentos similares, a dicha propuesta.

El grupo de la familia Nozaleda fue declarado en concurso en septiembre de 2009 con un pasivo de 1.563 millones. La compañía fue accionista de Astroc y Colonial cuando estaban presididas por Enrique Bañuelos y Luis Portillo. Este diario se ha puesto en contacto con Popular y la administración concursal de Nozar, que han preferido no comentar la información.

Popular indica en su escrito que la propuesta elaborada por Nozar para lograr convenio y salir de la situación concursal en la que se encuentra desde hace más de cinco años “queda supeditada a algo tan sumamente impoderable como es el resultado de las acciones rescisorias y/o nulidad iniciadas por la Administración Concursal”. En el recurso presentado Popular se pregunta: “¿Se nos quiere decir que la concursada Nozar ya conoce cuál va a ser el resultado de dichas acciones rescisorias y/o nulidad entabladas?”.

Si lo anterior “no deja de sorprender”, advierte Popular, “mayor sorpresa causa aun la incongruencia que asimismo preside la propuesta de convenio admitida a trámite, en atención a los cálculos y previsiones de pagos que en la misma se contienen”. La propuesta estima que con los ejercicios de rescisión se lograrían 131,3 millones de euros y que con dicha cantidad serían satisfechos créditos por valor de 1.027,6 millones. “La falta de rigor y las propias incongruencias que resultan de tal planteamiento evidencian la imposibilidad de que pueda ser admitida la propuesta de convenio”, subraya.

Popular añade que la propuesta establece que el pago de los créditos con privilegio general (Agencia Tributaria, Tesorería Seguridad Social y Ayuntamientos), que suman 105,2 millones de euros, no contempla su pago inmediato, lo que es contrario a la Ley, y que sería una alteración que dichos acreedores en todo caso debían haber consentido.

Por esta razón la entidad financiera advierte de que si el pago de los créditos con privilegio general se efectuara con el producto de las acciones rescisorias, se da a entender que Nozar “no solo ya sabe que el resultado de dichas acciones le van a proporcionar tales fondos, sino incluso cuando ello se va a producir”.

“Lo anterior”, subraya, “es un auténtico despropósito jurídico (...) a salvo que la concursada sea quien va a dictar las sentencias, se desconoce a día de hoy por completo cual será el resultado de dichos procedimientos. Se desconoce igualmente el momento en que dichas sentencias serán dictadas (...)”.

Octubre, aprobación del convenio

Al admitir el juez a trámite la propuesta de convenio de Nozar, puede calcularse que, pasados los dos meses en los que tendrían que adherirse o no los acreedores, el 30 de octubre podría dictarse sentencia aprobando el convenio.

Banco Popular recuerda que “en tanto en cuanto no se cuente con el consentimiento” de los acreedores privilegiados, “es obvio y evidente que se cercena e impide el derecho de los restantes acreedores a que puedan adherirse libremente” al convenio presentado.

Varias alternativas de pago de la deuda

La posibilidad de que el convenio presentado para sacar a Nozar de concurso pase por rescindir créditos otorgados a la inmobiliara antes de su entrada en concurso de acreedores, es una de las alternativas que ofrece dicha propuesta. De acuerdo a fuentes jurídicas conocedoras del caso, la propuesta de convenio presentada ofrece varias alternativas, y sólo una de ellas contempla la rescisión de créditos.

Las mismas fuentes señalan que el escrito de Banco Popular obedece a que la entidad no tiene prácticamente créditos en el concurso de Nozar, a pesar de ser en el pasado uno de los principales financiadores del grupo de la familia Nozaleda, por lo que el banco no se vería afectado si la alternativa escogida por los acreedores para firmar convenio fuera otra que la que contempla la nulidad de créditos. Las otras alternativas asumen fuertes quitas y aplazamientos en el pago de la deuda.

La estimación de los 131,3 millones de euros que supondría la rescisión de créditos apuntada por Popular, “es un cálculo a la baja”, comentan las fuentes consultadas, que calculan que la entidad financiera estaría afectada por créditos por un valor cercano a los 100 millones.

El escrito de Popular señala que las otras alternativas de pago “afectan a una exigua mayoría de todos los créditos involucrados en este concurso”.