El holding se acoge a una "gestión controlada"

Rioforte, de la familia Espírito Santo, pide concurso de acreedores

Peatones frente a una sucursal de Espírito Santo. Ampliar foto
Peatones frente a una sucursal de Espírito Santo. REUTERS

El holding Rioforte, de la rama no financiera de la familia Espírito Santo (GES), ha solicitado formalmente acogerse a una "gestión controlada”, figura jurídica similar al concurso de acreedores.

Esta medida responde a las “dificultades” de la sociedad que ostenta el 100 % de su capital, Espírito Santo International (ESI), según el comunicado difundido por Rioforte.

Esta solicitud no ha sorprendido ya que ESI, con sede en Luxemburgo, hizo lo mismo el pasado día 18, argumentando entonces que no estaba “en condiciones de cumplir con sus obligaciones, debido al vencimiento de una parte significativa de su deuda”.

La petición de ESI fue aceptada por un Tribunal de Luxemburgo el martes, poco antes de conocerse la de Rioforte, empresa que reitera el mismo argumento y añade en su comunicado que confía en que un proceso de “gestión controlada” le permitirá llevar a cabo una reestructuración ordenada.

“Rioforte no está en condiciones de cumplir con las obligaciones derivadas de determinadas deudas”, según la empresa, que explica que por ello pide acogerse a una gestión controlada “al abrigo de la ley luxemburguesa”.

De hecho, el pasado día 16, Rioforte no reembolsó a Portugal Telecom (PT) los 847 millones de euros en deuda que vencían en esa fecha.